Teléfono gratuito de Orange

Naranjas podridas: teléfono gratuito de Orange

Teléfono gratuito de Orange
Orange logo

Estoy conectado a Internet, subiendo las fotografías del fin de semana que pasamos en no sé donde. Mientras tanto, y como es habitual, tengo la televisión encendida, haciéndome compañía. De repente sucede algo inesperado, la televisión se queda muda, la imagen se congela y la tarea que estoy haciendo en Internet se interrumpe, apareciendo el fatídico cartelito que informa de que NO estoy conectado a la red. 

-¡Interneeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeet!

Suena mi móvil y mi madre protesta porque algo le pasa al teléfono fijo.

Ya mamá, es que me acabo de quedar sin conexión y como el contrato que tengo es de telefonía + ADSL + televisión, pues me quedo incomunicado. De todas maneras enseguida se resetea y se pone en funcionamiento todo de nuevo. 

El reseteo tarda más de lo habitual, por lo que decido involucrarme en tareas domésticas.

Al día siguiente, todo sigue igual.

Tendré que ponerme en contacto con Orange. Pero es sábado y ya me pasó otra vez que, como los fines de semana tienen muy poco personal, es casi imposible encontrar la línea libre. Eso no te lo dicen, claro, tienes que estar un cuarto de hora esperando y gastando tu dinero, hasta que te hartas y cuelgas. Dejaré que pase el fin de semana para arreglarlo. No quiero calentarme la sangre. Mis compañeros de piso no opinan lo mismo. Ni tele, ni fijo, ni Internet.

Lunes, diez de la mañana, todavía sin lavarme la cara cojo mi móvil y llamo. Incorporo, a continuación, la secuencia literal de la “conversación” en la que me las tengo que ver con una impersonal voz:

Bienvenido a Orange. Si aún no es cliente marque 1. Si ya es cliente marque 2. (Ante la duda sobre marcar uno u otro la voz vuelve a sonar matizando sus indicaciones)
—Si ya es cliente Orange marque 1. Si ya es cliente de Internet, telefonía fija o televisión marque 2. (Marco 2)
—Introduzca el teléfono para el que quiere hacer la consulta. (Siempre me cuesta un momento recordar mi propio número de teléfono fijo, por lo que la voz vuelve a repetirse)
—Por favor, introduzca el número de telefonía fija para el que quiere hacer su consulta. (Lo marco)
—El número de teléfono introducido es (y lo dice). Si es correcto pulse 1, si no es correcto pulse 2. (Pulso 1)
—Por favor, pulse la opción que le interese: si necesita soporte técnico o ayuda para la configuración de su conexión a Internet pulse 1, en caso de avería pulse 2, para consultas en su factura pulse 3, para cambios en su servicio pulse 4. (Pulso 1)

Una voz me va repitiendo sistemáticamente y cada 2 minutos que la líneas están ocupadas, pero que en breve atenderán mi llamada. Así hasta 8 minutos.

Finalmente una cálida, que no amistosa, voz humana se escucha al otro lado de la línea.

Lo primero que hace es preguntare mi número de teléfono, cosa que no entiendo pues ya lo he marcado en la conversación con la versión femenina de Hall 9000. Si no sirve marcar el número ¿para qué coño te piden que lo marques? (Es evidente que sólo sirve para que te dejes más dinero en la llamada). A continuación me pide mi nombre y mi DNI. Y, por supuesto, lo primero que me dice es que la avería debe estar en mi terminal. Que lo apague y lo deje unos minutos así antes de volver a encenderlo. Ya lo había hecho, no sirvió de nada. Que revise los cables, a veces se sueltan. Ya lo había hecho. (Es obvio que no es la primera vez que me pasa esto). Sólo queda revisar la conexión. Estoy siguiendo sus indicaciones cuando de repente se corta la llamada.

Automáticamente me llegan 2 mensajes al móvil: uno para indicarme que el coste de la llamada ha sido de 15 euros y otro para indicarme que me he quedado sin saldo. Mi primera reacción es tirar el móvil contra la pared. Me contengo, pues al final tendría que comprarme otro y no es plan.

Me ducho. Me visto. Bajo a la calle. Recargo el móvil. Compro pan, leche y agua. Vuelvo a casa. Desayuno. Me siento en el sofá y busco en Internet (me conecto al Wifi del vecino) si puedo enviar un correo o reclamación a Orange vía e-mail. No puedo, además de que su página es tremendamente complicada para el que no trabaja en Orange, le falta un apartado que está en todas las páginas normales del mundo mundial: CONTACTO. Es evidente que no quieren que contactemos, quieren que nos gastemos el dinero en la llamada de mierda.

Respiro profundamente y vuelvo a marcar el fatídico 902012220.

Se repite la conversación anterior. Íntegra.

Cuando al final me habla una voz humana, pretende que vuelva a pasar todos los pasos que hice con el individuo anterior. Le explico, con un cierto tonillo, que ya he realizado esos pasos, que me había quedado a mitad de la llamada y que no estaba dispuesto a gastarme otros 15 euros para arreglar lo que debiera haber venido un técnico a revisar. Le pregunto que si no me puede enviar un técnico. Y la respuesta es, evidentemente negativa. De acuerdo, respiro y accedo, sigo sus pasos y cuando llegamos al último… No pasa nada. 

Después de 25 euros invertidos (o, más bien, perdidos), una gran dosis de paciencia y autocontrol, me dice que va a tomar nota de la incidencia. Le doy mi número de móvil y me dice que me llamarán a lo largo del día o al día siguiente. 

Fue al día siguiente, a las 9 de la mañana. Lo primero que escucho es una estúpida voz que pretende que vuelva a repetir el apagado y encendido y etc., etc., y me cago en tu puta madre (mentalmente)… De repente se hace un breve silencio y me dice, ¡ah! no, es un fallo nuestro, no se realiza la conexión. Eso se lo podía haber dicho yo mismo, menos lo de la conexión. 

Un día después, y sin que yo tenga que hacer absolutamente nada, tenemos teléfono, televisión e Internet.

Teléfono gratuito de Orange
Lo que Orange me sugiere

Hay una breve secuencia que he omitido anteriormente sobre la conversación telefónica con nadie, pues una de la veces que llamé, pretendía que me saliera un operador (a veces pasa) al no marcar el número que se me indicaba y ante la espera, la maldita voz de los cojones me dice:

Lo siento, parece que algún problema de comunicación nos impide ayudarle correctamente.

Todos los más desagradables calificativos que se me ocurran no son nada para transmitir lo que sentí en estos momentos. Quien no se comunica sois vosotros. Mamones de mierda. Que os aprovecháis de vuestro servicio asqueroso para sangrar nuestros bolsillos. Y todavía me llaman una semana después para saber qué me ha parecido el servicio. Pues UNA MIERDA, sin palo y sin pinchar.

Aprende a llamar gratis. No más números 900. Por cierto el número gratuito de Orange, que no apetece en ningún sitio es el 800808809.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s