La cámara oscura de Battista della Porta

La magia del cine a través de la cámara oscura

Los que amamos el cine sentimos una particular fascinación por sus precedentes, ya sean inventos, artilugios o meros juguetes con la capacidad de capturar imágenes. Muchas veces, estos objetos surgen de la imaginación de visionarios que tienen la capacidad de prever y sugerir la magia que el cine ejerce sobre nosotros. Por eso nos sentimos emocionalmente cautivados cuando un cineasta evidencia estos antecedentes del cinematógrafo en su obra.

La cámara oscura de Battista della Porta
La cámara oscura de Battista della Porta

Si bien el término cámara oscura es utilizado por primera vez por Johannes Kepler (1571-1630), habría sido el florentino Leonardo Da Vinci (1452-1519) quien llevase a cabo la elaboración de la primera cámara oscura. Siendo originariamente una habitación cerrada cuya única entrada de luz consistiera en un pequeño orificio a través del que se proyectara la imagen iluminada de lo que estuviera en el exterior. Utilizada tan sólo para dibujar, en un principio, la cámara se convierte después en caja, siendo posteriormente el astrónomo napolitano Battista della Porta (1535-1615) quien le añade una lente que evoluciona después a lo que hoy conocemos como el objetivo de una cámara.

La cámara oscura
La cámara oscura

De la misma manera que una idea precede y es germen de un proyecto cinematográfico, la idea misma de la cámara oscura data de algunos siglos atrás. Se dice que el mago Merlín utiliza con fines mágicos la cámara oscura, valiéndose del cuerno de un unicornio para realizar el orificio por el que debe pasar la luz. Previamente, en la antigua Grecia, Aristóteles se encarga de dejar constancia de la primera definición conocida de la cámara oscura:

Se hace pasar la luz a través de un pequeño agujero hecho en un cuarto cerrado por todos sus lados. En la pared opuesta al agujero se formará la imagen de lo que se encuentre enfrente.

Quizás no sea casual que la imagen de un unicornio aparezca en los sueños de Rick Deckard en Blade Runner (1982, Ridley Scott) Y lo que, ciertamente, no es casual es el homenaje explícito que Tarsen Singh hace a los orígenes del cinematógrafo en su película The fall: el sueño de Alexandria (The fall, 2006), cuando Alexandria, sentada en un banco observa la imagen invertida de un caballo en la pared detrás de ella, una imagen que procede de la cerradura de una puerta, que al abrirse deja ver la imagen real que se proyecta a través del ojo de la cerradura, cual cámara oscura.

Publicada originalmente en Extracine

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s