Javier Bardem y Julia Roberts en Come, reza, ama

Julia Roberts y Javier Bardem cambian de vida por culpa de “Come, reza, ama”

Quién iba a decirle a Javier Bardem, que comenzara su andadura norteamericana de la mano del más puro cine independiente y que rechazaba proyectos de Steven Spielberg por el pánico a la pérdida de identidad que proporciona el cine comercial, que iba a terminar haciendo una película con la mismísima novia de América: Julia Roberts.

Esta película nos ha cambiado

He decir que más que el hecho de que Bardem haya sucumbido finalmente a las mieles del superficial cine comercial, me sorprende las declaraciones de ambos actores. Por lo menos así se manifestaban en la presentación en Nueva York de la comedia Come, reza, ama (Eat Pray Love, 2010), que se estrena este mismo viernes en la cartelera estadounidense.

Dirigidos por Ryan Murphy —productor, guionista y director de series como Nip/Tuck o Glee—, quien les ha embarcado en un rodaje por Italia, India e Indonesia en una historia que relata el periplo vital de Elizabeth Gilbert (Roberts), que tras un año divorciada de su marido (Billy Crudup) y el tórrido romance que retomara con su antiguo novio (James Franco) decide explorar en busca de nuevos horizontes a través de la gastronomía, la oración, la guía espiritual de un médico de Bali y el amor…

Todos hemos pensado en dejar todo y empezar un viaje hacia algún lugar (…) La película habla sobre personan que intentan enfrentarse a sus dudas, miedos e inseguridades y eso habla por todos.

Así se expresa Bardem en lo que, más que una explicación de la película, bien parece un intento por justificar su presencia en un proyecto de estas características. Por otro lado, la actriz estadounidense, ganadora de un Oscar por Erin Brokovich (2000, Steven Soderberg), se muestra muy contenta por la película y por la experiencia, aunque podemos intuir de donde viene verdaderamente su felicidad.

Al no haber visto Glee, no puedo pronunciarme, pero lo que es Nick/Tup, me pareció una serie estéticamente deslumbrante que intentaba tratar temas profundos, aunque con un tono tan superficial que quedaba ahogada por completo en silicona. Tendremos que esperar a su estreno internacional, después del verano, para comprobar si Julia y Javier deliran o sólo intentan vendernos bien su producto para que vayamos a verlo. Por lo pronto el título de la película desprende un aroma al cine del lejano oriente que hiciera Ang Lee en su primera etapa: Comer, beber, amar (Eat Drink Man Woman, 1994), aunque esto ya viene explícito en la novela de Elizabeth Gilbert en la que se basa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s