Directo a la fama

Título original: The Marc Pease Experience
Año: 2009
País: EE.UU.

Dirección: Todd Louiso
Guión: Jacob Koskoff & Todd Louise
Producción: Michael London & David Rubin
Fotografía: Tim Suhrstedt
Música: Christphe Beck
Montaje: Julie Monroe
Diseño de Producción: Maher Ahmad
Decorados: Bryony Foster
Vestuario: Daniel Orlandi
Reparto: Jason Schwartzman, Ben Stiller, Anna Kendrick, Jay Paulson, Ebon Moss-Bachrach, Gabrielle Dennis, Amber Wallace, Shannon Holt, Austing Herring, Ed Wagenseller, Kelen Coleman, Joe Inscoe, Matt Cornwell, Lou Criscuolo, Shon Blotzer, Debra Nelson, Bridget Gethins, Zachary Booth, Carissa Capobianco, Cameron Arnett, B.J. Arnett, Cullen Moss, Brttney McNamara, Pared Grimes, Hitler O’Neal Easter, Martha Nichols, Patrick Stogner, Damián C. Haas, Brendan Easlick, Karlee Ferreira, Lacey S. Mason, Elizabeth Jones, Ashley Allen, Jenna Tummino, Chad McCall, JasonWilliams, Taylor Kowalski, Jessica Leach…

pasión frente a vanidad

Otro de los numerosos títulos que llegan con retraso a la cartelera española: The Marc Pease Experience, comercializada con el simplón, y equívoco, título de Directo a la fama, sobre todo porque el mensaje es justamente el opuesto. No porque el protagonista vaya directo al fracaso, sino porque la fama no es la meta que proponen director y guionista, sino la validez de la realización personal por encima de esa máxima que parece haberse apoderado del mundo entero y que lleva a los más incautos a buscar la fama a toda costa.


Siguiendo la práctica de comedias recientes como Todo sobre mi desmadre (Get Him to the Greek, 2010, Nicolas Stoller) —-aunque esta es posterior—-, The Marc Pease Expirience es una comedia para el espectador, pero un drama para su protagonista, Marc Pease (Jason Schwartzman). De hecho, aunque la cinta contiene fabulosos gags, como el momento en el que Marc ensaya con sus tres compañeros en un cuarto de baño mientras un individuo entra a hacer lo que se hace en un espacio lleno de retretes; también está surtida de tremendos momentos dramáticos, como cuando Marc escucha esa cassette en la que una grabación le hará plantearse su presente y enfrentarse con su pasado.
“¿Te gusta cantar? | No lo pillo | ¿Que si disfrutas cantando?”
Uno de los mayores aciertos de la película es que está planteada en una estructura inductiva, de manera que sólo conoceremos el trauma, el problema, el asunto que lleva a Marc a comportarse en ciertos momentos como se comporta hasta el final de la película. Momento en el que también agradeceremos que se corte el pelo, pues ciertamente, el peinado que luce Jason Schwartzman durante toda la película demuestra que está totalmente entregado al personaje. Todo el reparto está realmente entregado a la película, desde Ben Stiller, cuya superficialidad del personaje que representa podría jugar en contra de su propia interpretación, aunque no llega a hacerlo; hasta Anna Kendrick, aunque en este caso debo decir que se agradece que dentro de la ficción se especifique la edad del personaje, pues hasta que se menciona no está uno seguro de dónde se encuentra.
“Tienes que hacer lo que te haga feliz”
Plagada de motivos que reinciden en la necesidad de hacer las cosas por placer, no buscando una recompensa económica o diferente a la realización personal, lo que más sorprende del mensaje que propone la película es que venga de la cultura americana que tanto se ha preocupado por prodigar la premisa de la popularidad como un valor personal a tener en cuenta, y dentro de una industria como la cinematográfica, en la que parece predominar el culto al cuerpo y la belleza exterior sobre la interior. Aunque es cierto que hablamos de un producto independiente, claro.

El caso es que siendo una película pequeña y sin grandes pretensiones, The Marc Pease Experience sorprende gratamente gracias a su discurso sincero, ameno y conmovedor desarrollado a través de un inteligente guión de Jacob Koskoff y Todd Louiso, siendo este último, además, el director de la cinta, quien deja claro que disfruta con lo que hace, consiga o no la popularidad de otros cineastas. No puedo dejar de mencionar los maravillosos números musicales que contiene la película, nuevamente, no por su espectacularidad, sino por la pasión y dedicación con la que todo el reparto los ha interpretado.

Publicado originalmente en ESTRACINE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s