Fallece Sally Menkes, la tercera parte de Qunetin Tarantino

Ayer martes, hallaban en el fondo de un barranco de Los Angeles, el cuerpo sin vida de Sally Menke, montadora de todas las películas de Quentin Tarantino. Sus propios conocidos eran quienes alertaban a la policía al percatarse de la ausencia de la editora, quien no volvió a casa tras haber salido a pasear con su perro. Su coche era encontrado, cerrado, en el aparcamiento de Griffith Park. Su perro, un labrador retriever estaba sentado al lado del cadáver. Hasta la fecha no se ha dado ninguna causa de la muerte, aunque no se descarta que pueda estar relacionada con la fuerte ola de calor que azota California. Deja marido y dos hijos.

Sally Menke
Sally Menke

Si tenemos en cuenta que cualquier película pasa por tres procesos de reestructuración, primero en la fase de preproducción con las diferentes versiones con las que pueda trabajar el guionista, después en la fase de rodaje con los cambios que se puedan efectuar por parte del director, y por último en la posproducción cuando la película llega a la mesa de montaje, podríamos decir que Tarantino ha perdido la tercera parte de su proceso creativo, pues si en casi todas sus películas él ha sido el guionista y el director, mientras que Sally Menke ha sido siempre su montadora, desde Reservoir dogs (1992) hasta Malditos bastardos (Inglourious basterds, 2009), habiendo sido nominada al Oscar al Mejor Montaje por esta última y por Pulp fiction (1994).

Tras un primer contacto con el medio cinematográfico a comienzos de los años ochenta con Cold feet (1983, Bruce Van Dusen), sería en los años noventa cuando comienza a desarrollar su labor profesional en títulos como Tortugas Ninja (Teenage Mutant Ninja Turtles, 1990, Steve Barron) o The search for signs of inteligent life in the universe (1991, John Bailey), para iniciar inmediatamente su colaboración con el cineasta de Tennessee.

Posteriormente colaboraría con Oliver Stone en El cielo y la tierra (Heaven & earth, 1993), director al que, curiosamente, Tarantino se enfrentaría públicamente por negarse a devolverle los derechos de Asesinos natos (Natural born killers, 1994). Tarantino había vendido su guión antes de realizar su ópera prima y ante la imposibilidad de encontrar financiación para hacerlo él mismo en esos momentos. Tras su éxito internacional quiso recuperar su guión, pero se encontró con que la productora lo había vendido a Stone, quien finalmente lo llevó a la gran pantalla el mismo año que él realizaba Pulp fiction.

Después del segmento dirigido por Tarantino en Four Rooms (1995), Menkes edita la película de Lee Tamhori, Mulholland Falls (1996), involucrándose después de Jackie Brown (1997) en un proyecto en el que también fue productora ejecutiva, Todos los caballos bellos (All the pretty horses, 2000, Billy Bob Throton), trabajando con el mismo director nuevamente en Daddy and them (2001).

A continuación se involucra, uno tras otro, en los proyectos de su director fetiche: Kill Bill: Vol.1 (2003) Kill Bill: Vol.2 (2004), Death Proof (2007) e Inglourious Basterds, siendo El misterio de Peacock (Peacock, 2010), la ópera prima de Michael Lander, la última película en la que ha trabajado.

De todas las colaboraciones que se forman en el mundo cinematográfico, la que establece un director con el responsable del montaje suele ser una de las parejas más sólidas y longevas, tal y como pueden atestiguar las formadas por Francis Ford Coppola/Walter Munch, Martin Scorsese/Thelma Schoonmaker, Fernando Trueba/Carmen Frías o David Lynch/Mary Sweeney. Por lo que no debería extrañarnos que estuviésemos en una antes y un después de la filmografía de Quentin Tarantino, dada la relevancia que el montaje tiene en su cinematografía.

También es interesante resaltar que es una industria, como la cinematográfica, dominada mayoritariamente por el sexo masculino, el porcentaje de mujeres que se dedican al montaje es uno de los más altos dentro de las diferentes disciplinas que intervienen en el proceso creativo cinematográfico. Quizás sea por esa cualidad femenina para poner orden en el caos.

Vía: Los Angeles Times

Publicado originalmente en

EXTRACINE: HPTX Cine y TV
EXTRACINE: HPTX Cine y TV
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s