Paseo por el lado más disco de la música electrónica: French Touch

Aunque la expresión French Touch se populariza a finales de los años noventa a través de la cadena de televisión MTV, había sido utilizada originalmente en un artículo publicado en 1997 por la revista musical británica Muzik, bajo la que designarían a una serie de discos de música electrónica producidos por artistas franceses. Una expresión que parece proceder de una frase de Eric Morand, cuando al hablar de la música de su propio sello: F Communucations afirmaba  que “Le damos un Toque Francés a nuestra música House“.

French Groove

Bajo esta denominación se agrupa a una serie de artistas de origen francés capaces de mezclar cualquier ritmo chic con trip hop y un groove futurista como hacen bandas tan dispares como Motorbass, Air, Dj Cam, Bob Sinclair, Modjo o Daft Punk. Aunque cada uno de ellos se desarrollan a través de géneros tan dispares como el house, el trip hop, el drum’n’bass, el techno o el easy listening, todos ellos tienen en común una predilección por los samples de finales de los setenta y principios de los ochenta, particularmente de aquellos temas de la escena musical estadounidense que provienen de ritmos de raíz negra como son el funk, el hip hop, el reggae, o el dram’n’bass.

Aunque Laurent Garnier no suele estar incluido dentro de los artistas que forman el french touch, su figura como introductor del house en las pistas de baile galas es indiscutible, al haber ejercido entre los años 1987 y 1989 como Dj en la Hacienda de Manchester. Apasionado de la música negra, su inmersión en el mundo de la electrónica llega a través de artistas como Barry White, Donna Summer, Chic, James Brown o Earth, Wind and Fire, y no a través del techno pop y la influencia de la banda alemana Kraftwerk, como les sucediera a otros artistas de música electrónica. De esta manera marcaría una tendencia de la que se apropiarían la mayoría de los músicos franceses de su generación.

Posiblemente sean Air o Daft Punk las bandas más conocidas de este colectivo, pero ninguna como Etienne De Crécy representa mejor la esencia del French groove, siendo el auténtico creador del dance chic de la escena parisina. Su trayectoria comienza al ingresar como asistente en los estudios Plus 30, en 1990, cuyo ingeniero de sonido es Philippe Zdar, colaborador habitual de artistas como Jimmy Jay o el estupendo rapero MC Solaar,  que se da a conocer a través de sus Cool Sessions y que posteriormente fundaría la banda Cassius. Philippe Zdar y Etienne De Crecy deciden fundar una formación que bautizan con el nombre Motorbass, con la que comienzan a publicar Maxis y EPs. En 1994 De Crecy funda el sello SOLID, en colaboración con Pierre-Michel Levallois y el que será otra de las piedras angulares del movimiento chic francés: Alex Gopher. También inicia proyectos paralelos como Minos Pour Main Basse (Sur La Ville) La Chatte Rouge, de nuevo junto a Philippe Zdar. En 1996 se publica Pansoul, primer álbum de Motorobass. Un disco sin fecha de caducidad que podéis escuchar en Spotify, y que muchos especialistas consideran el mejor disco de música electrónica de eso año, lo que convierte a De Crecy en un solicitadísimo remezclador para artistas como Neneh Cherry, Daft Punk o Depeche Mode.

 

 Pero sería un año después, con la publicación de Super Discount, cuando llegaría el disco en el que se puede apreciar en toda su extensión la capacidad de Etienne De Crécy. Una recopilación que reúne el material aparecido en cuatro taxis de 10” en cuyas portadas se imita la estética de los carteles de rebajas de unos grandes almacenes en los que tan sólo aparecen los logotipos del franco, el yen, el dólar y la libra, respectivamente. Una estética que contaminaría todos los videoclips del álbum. Alex Gopher, Air remezclados por el propio De Crécy, Mr. Lean, Mooloodjee y el propio Etienne De Crécy y sus proyectos Minos Pour Main Basse (Sur La Ville) y La Chatte Rouge, integran este recopilatorio que representa ese toque chic francés elevado a la máxima potencia. Corría el año 1997 cuando se publica el álbum, precisamente, mismo año del reconocimiento del movimiento por la revista Muzik.
Aunque en realidad, el tema que marca este definitivo alzamiento del French Touch sería: Music sounds better with you, un tema de la banda Stardust, nombre bajo el que se atrincheran Benjamin Diamond, Alan Braxe y Thomas Bangalter, que de la mano de un videoclip dirigido por Michel Gondry se alza con los puestos número uno de cualquier lista que se le ponga por delante. Era evidente que algo estaba sucediendo en Francia cuando el año anterior habían aparecido los flamantes primeros álbumes de Daft Punk, Dimitri from Paris y Air: Homework, Sacrebleu y Premiers symptomes, respectivamente. Publicando poco después otros álbumes tan significativos como el Moon safari, de Air, o los dos álbumes, en clave jazzistica de Saint Germain: From Detroit to Saint Germain (1999) y Tourist (2000).

Señalar que para todas estas bandas era igual de importante el aspecto que transmitía su música como el elaborado aspecto visual que proyectaban a través de sus videoclips que encargaban a videocreadroes emergentes en aquellos momentos como Michel Gondry, Mike Mills, Alex & Martin, Roman Coppola, Seb Janiak o Spike Jonze. De hecho, algunas de estas bandas, como Air y Daft Punk, además de que se incluirían posteriormente algunos de sus temas en varias películas, llegarían a involucrarse en la elaboración de bandas sonoras para filmes como Las vírgenes suicidas (1999, Sofia Coppola), Irreversible (2002, Gaspar Noé) y Enter the Void (2009, Gaspar Noé) o Tron: Legacy (2010, Joseph Kosinski).

Yendo mucho más lejos, Daft Punk también son los creadores de la banda sonora del videojuego Wipeout, además de todos los que acompañan el merchandising  de Tron, y de proyectos tan interesantes como DAFT (2000, Daft Punk), un documental que incluye todos los videoclips creados para Homework entre makeing ofs y actuaciones en directo; Interstella 5555: the 5tory of the 5ecret atar 5ystem (2003, Kazuhisa Takenôchi) una película de animación sonorizada con su segundo álbum, Discovery (1999); o Electroma (2006) otra experiencia atonal brindada directamente de la mente de Thomas Bangalter y Guy Manuel De Homem-Christo. También Mr. Oizo ha resurgido gracias a su proyecto cinematográfico, Rubber, en el que no sólo escribiría su banda sonora, sino que también es el responsable del guión y la dirección.

Si algunos fechan el ocaso del movimiento en 2001, con el resurgimiento del electro y el techo, lo cierto es que sus señas de identidad nunca han llegado a desaparecer, evolucionando hacia nuevas propuestas rítmicas como las que ofrecen bandas como Vitalic, Justice, Sebastian, Kavinsky, Danger, Criptonytes, Stereoheroes o LaRouge.

Presentación para el seminario Paseo por el lado más disco de la música electrónica: French Touch, celebrado en el espacio CAMON de Alicante, como parte de los seminarios audiovisuales de la programación de MIMAA 2011.

Anuncios

Un comentario en “Paseo por el lado más disco de la música electrónica: French Touch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s