Más allá de las colinas

Título original: Dupa dealuri
Año: 2012
País: Rumanía, Francia & Bélgica

Dirección: Cristian Mungiu
Guión: Cristian Mungiu, basado en una novela de no-ficción de Tatiana Niculescu Bran
Producción: Cristian Mungiu 
Fotografía: Oleg Mutu
Montaje: Mircea Olteanu 
Diseño de producción: Calin Papura & Mihaela Poenaru 
Vestuario: Dana Paparuz 
Reparto: Cosmina Stratan, Cristina Flutur, Valeriu Andriuta, Dana Tapalaga, Catalina Harabagiu, Gina Tandura, Vica Agache, Nora Covali, Dionisie Vitcu, Ionut Ghinea, Liliana Mocanu, Doru Ana, Costache Babii, Luminita Gheorghiu, Alina Berzunteanu, Teodor Corban, Calin Chirila, Cristina Cristian, Tania Popa, Petronela Grigorescu, Radu Zetu, Ion Sapdaru, Diana Chirila Ignat, Liana Petrescu, Alexandra Agavriloaiei, Alexandra Apetrei, Noemi Gunea, Katia Pascariu, Mara Caratasu, Cristina mihailescu, Cerasela Iosifescu, Ada Barleanu, Mariana Liurca, Gheorghe Ifrim, Mircea Florin Jr., Marian Adochitei, Ecaterina tugulea, Nicoleta Lefter, Andreaa Bosneag… 

los fuertes lazos entre ignorancia y religión

Es posible que no conectes con la fría manera que tiene el cineasta rumano, Cristian Mungiu, de contarte sus duras y demoledoras historias, pero no creo que vaya a dejare impasible. En absoluto. Avalada con los premios de Cannes al mejor guión y mejor interpretación femenina para sus dos protagonistas, Cosmina Stratan y Cristina Flutur, ademas de conseguir el premio a la mejor película en Mar del Plata, Dupa delauri (Beyond the Hills), estrenada en España con el título de Más allá de las colinas, es un tremebundo relato contemporáneo que demuestra la frágil y delgada línea que hay entre ignorancia y religión.

Hay que recalcar que el relato es contemporáneo. Que no sucede en el siglo XVI ni en la Edad Media, sino en nuestros adelantadísimos y vertiginosos días. Puede parecer un dato insignificante, sobre todo si tenemos en cuenta que en la película se ven trenes, coches y otros objetos que nos devuelven a nuestra época. Pero hay momentos de Beyond the Hills en los que verdaderamente uno pierde la noción del tiempo, por el carácter insólito y abominable de los hechos que se relatan, que parecen propios de épocas pretéritas. De la misma manera y a pesar de que en la película no haya ninguna alusión a la veracidad del relato, en todas las notas de producción de la película se hace referencia al carácter de no-ficción de la novela escrita por la periodista Tatiana Nicolescu Bran, en la que se basa Mugiu para escribir el guión de la película, y en la que evita aquello de “basado en hechos reales”.

Aunque la sinopsis de Beyond the Hills deja al descubierto la relación lésbica de las dos protagonistas, Voichita (Cosmina Stratan), que ha decidido entregar su vida a Dios, y Alina (Cristina Flutur), que ha decidido entregar su vida a Voichita, no estamos ante una relación sentimental convencional. La manera en la que Alina y Voichita se quieren trasciende los límites de un amor carnal, aunque en algún momento se aluda a ello, para instalarse más en una relación casi absolutamente espiritual. No estoy seguro de que los sacrificios por los que Alina está dispuesta a pasar tienen tanto el objetivo de que Voichita complazca sus deseos, como de que se de cuenta de la mentira que está viviendo. Al menos así es como un servidor lo ha entendido.

Para hacernos llegar el relato con toda contundencia, Mungiu no utiliza recurso alguno, más que la fuerza de los acontecimientos. Con una fotografía absolutamente naturalista, sin más banda sonora que la de los sonidos diegéticos, y una cámara desencadenada, aunque no libre, organiza su relato a base de planos-secuencia en los que ni descuida la composición ni el movimiento de los personajes dentro del plano. Indudablemente esto confiere a la película un tempo pausado, pero también permite al espectador reflexionar sobre los acontecimientos de los que es testigo, a la vez que lo experimentan los personajes, exactamente igual que hiciera en 4 lundi, 3 saptamâni si 2 zile (4 meses, 3 semanas, 2 días). Lo demás queda a cuenta del excelente reparto de la película.

A veces vale más la experiencia que la sabiduría, que puede llegar a cegarte hasta convertir a tus dioses en tus propios demonios. Asimismo, Beyond the Hills se convierte en un nuevo ejemplo de las aportaciones que el otro puede ejercer sobre una persona que ha decidido entregarse a un ente que, al menos en esta tierra, nunca te devolverá nada, más que aquello que le proporciones tú mismo.

Publicado originalmente en EXTRACINE
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s