Grupo 7

Título original: Grupo 7
Año: 2012
País: España
Estreno: 4 de abril de 2012

Dirección: Alberto Rodríguez
Guión: Rafael Cobos, basado en una idea original de Rafael Cobos y Alberto Rodríguez
Producción: José antonio Félez, Gervasio Iglesias & José Rafael Sánchez-Monte  
Fotografía: Alex Catlán
Música: Julio de la Rosa
Montaje: José M. G. Moyano
Dirección artística: Pepe Domínguez
Vestuario: Fernando García 
Reparto: Inmaculada Alcántara, Andrés Blanco, Javier Berger, Manuel Bernal, Jacinto Bobo, Edu Bulnes, Adelfa Calvo, Jesús Carroza, Mario Casas, Pedro Cervantes, Inma Cuesta, Antonio José Fernández, Óscar Fernández, Simón Ferrero, Lucía Guerrero, Antonio Gómiz, Juan Jesús González, Gloria de Jesús, Diana Lázaro, Alberto López, Pablo López, Luis Martínez, José Maldonado, Carolina Montoya, Paqui Montoya, Daniel Morilla, Joaquín Núñez, Carlos Olalla, Elías Pelayo, Daniel Pinelo, Adrián Pino, José Manuel Poga, Iván Ramos, Rafael Puerto, Mercedes Reyes, José Miguel Rodríguez, Antonio Salazar, Anfonso Sánchez, Estefanía de los Santos, Antonio de la Torre, Eduardo Tovar, Isabel Zayas…

una ciudad viva, el mundo en evolución y una película emocionante


En primavera del año pasado, pude disfrutar con una espléndida película como Grupo 7, que actualmente parte con 10 nominaciones a los premios Goya 2013. Si me entusiasmaba tanto como lo había hecho No habrá paz para los malvados (2011), con la que guarda muchos puntos en común en lo que a temática y desarrollo se refiere, se proclamaba diametralmente opuesta en cuanto a su forma. Muy en consonancia con sus respectivos orígenes, mientras que la del vasco, Enrique Urbizu, era una película fría e intelectual, siendo la del andaluz, Alberto Rodríguez, ardiente y tremendamente emocional. Dos caras opuestas de dos realidades en tiempos diferentes, el escenario madrileño posterior al 11-M una, y aquel en el que tomaba forma la Expo-92 de Sevilla la otra, y quizás ahí radique igualmente esa diferencia formal de las dos películas.

Protagonizada pos Mario Casas y Antonio de la Torre, Grupo 7 no parte de esa premisa tan popular hoy en día de que está basada en hechos reales. Sin embargo, la extraordinaria verosimilitud con la que se retrata a este grupo de policías, te hace creer que todo lo que sale en pantalla podría ser perfectamente real. Los personajes están dibujados con tantos defectos como virtudes, así como sus actos son igualmente contradictorios. Ni son santos ni son desalmados. Todos ellos son personas que ejercen un oficio de elevada presión psicológica que, en ocasiones, les lleva a tomar decisiones cuestionables. Lo que vendría a exponer una de los dilemas que aporta la película: ¿justifica el fin los medios? Un debate que queda para el espectador, puesto que no se resuelve en la trama de la película, lo que hace que el relato sea mucho más estimulante.

Aunque sólo estén nominados Antonio de la Torre y Julián Villagrán, no encuentro motivo alguno para que no lo estuviera igualmente Mario Casas o cualquiera de los demás integrantes masculinos del reparto, todos ellos están absolutamente extraordinarios. Lo que sí me parece de total justicia es la nominación a Estefanía de los Santos, impagable en su entrañable personaje de La Caoba, que tiene la capacidad de pasar del humor al drama en un sólo plano sin restar credibilidad alguna al personaje. Quizás sea el sector femenino lo más flojo de la película. Porque aunque Lucía Guerrero defiende bastante bien su personaje no llega ni a la altura de la debutante nominada, ni a la de su antagonista, también nominado. Y, por otro lado, es cierto que el personaje de Inma Cuesta es algo desagradecido y antipático, pero es que ella tampoco parece habérselo tomado tan a pecho como sus compañeros de reparto.

Además, todos los aspectos estéticos y técnicos de Grupo 7 están en consonancia con el excelente trabajo de su director. La dirección artística y el vestuario dotan a la película de una credibilidad precisa tanto para ubicarnos en la época como para permitir la autenticidad de todos y cada uno de los personajes. La banda sonora de Julio de la Rosa está en perfecta sintonía con la espléndida fotografía de Alex Catalán, que nos remiten con exactitud a la memoria emocional de un pasado todavía reciente y en la memoria de muchos espectadores. Y el montaje de José M. G. Moyano, termina por dotar de fuerza y energía los planos y movimientos de cámara de Alberto Rodríguez, que nos trasmiten tanto el dinamismo necesario en las secuencias de acción, como la sensibilidad y emoción en los momentos más intimistas.

Todas estas aportaciones caerían en balde si el guión de Rafael Cobos y el propio Rodríguez, no estuviera igualmente en equilibrio con las expectativas de una película que, deduzco, no pretende más que ofrecer una mirada a una ciudad en evolución, igual que lo están sus personajes. Y que, como ellos, va modificando su forma y su espíritu en función de lo que sucede, de los acontecimientos y su actitud ante ellos. El equilibrio entre pretensiones y resultado, además de lo estimulante que me resultó, me hacen proclamar Grupo 7 como mi película favorita de cara a los premios Goya, además de ser una extraordinaria y estimulante película que te hace vibrar mientras la estás viendo, y reflexionar después.

Publicado originalmente en EXTRACINE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s