Arnold Schwarzenegger en Terminator (Terminator 1984, James Cameron)

«Terminator» y «Terminator 2»: ¿dónde están ahora?

Convencido estoy de que a James Cameron le habría gustado que Terminator (1984) hubiera sido su ópera prima, pero fue su segunda película después de Piraña II: los vampiros del mar (Piranha part two: the spawning, 1981). Lo que es indiscutible es que fue un proyecto mucho más personal que, de hecho, no sería una secuela que partía con la mitad del trabajo hecho, como había sucedido con la secuela de Piraña (Piranha, 1978, Joe Dante), y como le pasaría también después con Aliens (1986), secuela de (Alien, 1979, Ridley Scott), aunque me da la impresión que se le dan mejor las secuelas que los puntos de partida, porque hasta Terminator 2: el juicio final (Terminator 2: Judgment day, 1991) le quedaría mucho mejor que su precedente. Surgido de una pesadilla que había tenido mientras estaba en Roma para la realización de un spot comercial, seguro que fueron pocos los que pronosticaron que iba a convertirse en una saga tan longeva y aclamada. Es más, aunque haya tenido varias secuelas cinematográficas, su propia saga de videojuegos, y hasta un spin-off televisivo, cuando pensamos en la historia de las máquinas contra la familia Connor, todos nos remitimos, principalmente, a las dos primeras películas de la saga, aquellas de las que James Cameron fue máximo e indiscutible responsable, aunque contara con la colaboración de Gale Anne Hurd y William Wisher.

Treinta y un años después, la leyenda revive para torturar a la familia Connor con una nueva vuelta de tuerca, en esta ocasión doble, que les complique sus decisiones futuras y plantear un nuevo comienzo con Terminator Génesis (Terminator Genisys, 2015, Alan Taylor). Aunque se mantiene la línea temporal con la tercera y cuarta entregas, Terminator 3: la rebelión de las máquinas (Terminator 3: rise of the machines, 2003, Jonathan Mostow) y Terminator Salvation (2009, McG), que se hace evidente en la cicatriz que luce John Connor en su cara, las alusiones directas son a la primera y segunda entrega de la saga, lo que me lleva a preguntarme dónde están ahora quienes hicieron posibles ambas películas. Cualquiera diría que, a parte de que estamos en un universo repleto de círculos, salvo el caso de Arny, los demás se vieron abrasados por la poderosa luz de Cameron, que desterró a la mayoría de sus colaboradores artísticos a la televisión en los mejores casos o a producciones cinematográficas menores.

Arnold Schwarzenegger fue y sigue siendo T-800 «hasta la vista, baby» modelo 101

Dijo que volvería y lo hizo. Tras su impasse como gobernador de California (en el que si en su primer mandato se mantuvo muy fiel al espíritu republicano, pero n el segundo pareciera que hubiera sido reprogramado), Arnold Schwarzenegger regresaba al cine demostrando de nuevo que, siendo un actor con sus limitaciones, puede llegar a ser mucho más versátil que su eterno rival, Sylvester Stallone. Si junto a él había compartido negocios a través de la cadena Planet Hollywood, de su mano se asomaba de nuevo a la gran pantalla en un cameo en Los mercenarios (The expendables, 2010, Sylvester Stallone), que se extendería después a sus secuelas, materializándose un auténtico enfrentamiento artístico definitivo en Plan de escape (Escape plan, 2013, Mikael Håfström).

Arnold Schwarzenegger
Arnold Schwarzenegger en Terminator 2: el juicio final (Terminator 2: judgment day, 1991, James Cameron)

El apodado roble austríaco, en sus tiempos de culturista, ya era un héroe del cine de acción antes de su colaboración con Cameron y lo seguiría siendo después, incluso volvería a contar con él para su secuela y para aquella curiosa parodia del cine de acción como era Mentiras arriesgadas (True lies, 1994). Si ambos comparten convicciones políticas, casi que Arny le debe al propio Cameron haberse convertido en un icono del cine de los ochenta y noventa gracias a frases como «I’ll be back» o «Hasta la vista, baby», porque el actor prefería en un principio interpretar al Kyle Reese, en lugar de la máquina de matar humanos, siendo persuadido por su director cuando le dijo que «la película no es sobre el héroe, es sobre la máquina». Si bien Cameorn no tenía ningún interés en volver sobre sus personajes en el tercer episodio, Arny sólo aceptó involucrarse en el proyecto cuando obtuvo su bendición.

Y debe gustarle volver a ponerse en la piel de los héroes que le hicieron que es hoy, porque actualmente se prepara para volver a ser Conan, que interpretó en Conan, el bárbaro (Conan the barbarian, 1982, John Milius) y en Conan, el destructor (Conan the destructor, 1984, Richard Fleischer), en un nuevo proyecto todavía en preparación con el título provisional de The legend of Conan, que vendría a recomponer la imagen que del héroe tanto magullara Jason Momoa en aquel innecesario y gratuito remake dirigido por Marcus Nispel en 2011. Ironías de los viajes en el tiempo y los universos paralelos que nos proporciona el cine y la televisión ya que en Terminator Génesis, Schwarzenegger comparte cartel con Emilia Clarke, quien a su vez —primer círculo— lo compartiera con Momoa en Juego de tronos (Game of thrones, 2011, David Benioff & D.B. Weiss).

Linda Hamilton fue Sarah «hay 215 huesos en el cuerpo humano, ese es uno de ellos» Connor

Aunque ya había hecho sus cositas en el cine y la televisión, 1984 fue el momento fulgurante de Linda Hamilton, en el que se dejaba ver en la pequeña pantalla en Canción triste de Hill Street (Hill street blues, 1984), coincidiendo en el cine en dos títulos como Los chicos del maíz (Children of the corn, 1984, Fritz Kirsch) y Terminator. A pesar de que no sería muy prolífica, antes de volver a ponerse en la piel de Sarah Connor, tendría tiempo de cautivarnos con la serie La bella y la bestia (Beauty and the beast, 1987-1990, Ron Koslow). A quien también cautivó fue al propio James Cameron, con quien se iría a vivir en 1991, después de divorciarse de su primer marido ella, Bruce Abbott, y de su primera mujer él, Kathryn Bigelow. Si bien tendrían una hija inmediatamente después del estreno de su segunda película juntos, no sería hasta 1997 cuando formalizarían su relación, para divorciarse sólo 2 años después.

Linda Hamilton
Linda Hamilton en Terminator (1984, James Cameron)

Y este es el primero y más claro de los casos que han sido más afectados por el resplandor de Cameron, porque es cierto que Linda Hamilton no ha dejado de trabajar, pero también lo es que ha pasado bastante desapercibida, consiguiendo mejores resultados en la televisión, a través de series como Chuck (2007-2012, Chris Fedak & Josh Schwartz) y Defiance (2013, Kevin Murphy, Rockne S. O’Bannon & Michael Taylor). Quizás en lo personal sí consiguió cautivar más al público cuando reveló en una entrevista en Larry King Live que padecía un desorden bipolar, causante de su divorcio de su primer marido, de quien admitió haber abusado verbal y físicamente, cualquiera diría que se hubiera creído demasiado su perturbado personaje, a los ojos del Dr. Silberman. En cualquier caso, todo indica que desde entonces no ha abandonando su tratamiento.

Emilia Clarke es Sarah Connor
Emilia Clarke es Sarah Connor en Terminator Genesis (Terminator Genisys, 2015, Alan Taylor)

Ya que por razones obvias no iba a poder volver a interpretar a Sarah Connor en Terminator Génesis, que se desarrolla de nuevo en 1984, ¿quién mejor que la madre de dragones para retomar a una madre coraje que se entrega a su causa a través de los tiempos? En su tercera incursión cinematográfica después de Spike island (2012, Mat Whitecross) y Dom Hemingway (2013, Richard Shepard), Emilia Clarke retoma el personaje de Sarah Connor en esta quinta revisión de los viajes en el tiempo para evitar la rebelión de las máquinas. ¿Acabará casada con Alan Taylor, director de la película —segundo círculo—quien también le dirigiera en Juego de tronos? Una vuelta de tuerca en toda regla si tenemos en cuenta que la mismísima Lena Heady —tercer círculo— había interpretado a esta madre coraje en Terminator: las crónicas de Sarah Connor (Terminator: the Sarah Connor chronicles, 2008-2009), donde incluso había sido dirigida en sus primeros episodios por David Nutter, —cuarto círculo— uno de los directores que han participado en Juego de tronos.

Lena Headey en Sarah Connor
Lena Headey en Sarah Connor en Terminator Genesis (Terminator Genisys, 2015, Alan Taylor)

Michael Biehn fue Kyle «ven conmigo si quieres vivir» Reese

Michael Biehn
Michael Biehn en Terminator (1984, James Cameron)

Aunque había desarrollado una discreta trayectoria en cine y televisión, lo cierto es que Michael Biehn le debe sus mayores éxitos única y exclusivamente a James Cameron, con quien repetiría en Aliens (1986) y Abyss (1989). Sin embargo, igual que le sucedería a Hamilton, su estrella dejaría de brillar en el momento en que no estuviera bajo el auspicio de su mentor. Entre el primer y el segundo Terminator, Biehn  también participaría en títulos como Desbocado (Tampage, 1987, William Friedkin), La séptima profecía (The seventh sign, 1988, Carl Schultz), In a shallow grave (1988, Kenneth Bowser), Navy Seals, comando especial (Navy seals, 1990, Lewis Teague) o Treinta minutos para morir (Timebomb, 1991, Avi Nesser) que, sin llegar a las cotas de popularidad de sus colaboraciones con Cameron, también tuvieron su público.

Anton Yelchin es Kyle Reese
Anton Yelchin es Kyle Reese en Terminator Salvation (2009, McG)

Pero Tras el estreno de Terminator 2, aunque no participara en a película más que por alusión, se disiparon las expectativas de que su carrera se mantuviera en la primera línea, ni siquiera en la segunda o la tercera. ¿Es posible que compartiera agente con Hamilton? Podría ser, porque igual que ella, también había aparecido —tercer círculo— en Canción triste de Hill Street, sólo que un par de años después. Igual que ella, también siguió trabajando, reincidiendo notablemente en el cine de acción, pero consiguiendo algún éxito puntual sólo en algunos títulos, como Tombstone: la leyenda de Wyatt Earp (Tombstone, 1993, George P. Cosmatos), La roca (The rock, 1996, Michael Bay), Cherry Falls (2000, Geoffrey Wright) o Planet Terror (2007, Robert Rodriguez), siendo la mayoría personajes secundarios que, en muchas ocasiones servían como guiño a sus colaboraciones con Cameron. Tampoco ha tenido mucha más suerte detrás de las cámaras, que abordaba impulsado por Robert Rodriguez y se materializaba en títulos como The blood bond (2010) y The victim (2011), que ha escrito, dirigido y protagonizado, pero que nadie hemos visto. Si Anton Yelchin retomaba con bastante dignidad su personaje en Terminator Salvation, en este nuevo viaje toma las facciones de Jai Courtney, quien vuelve al pasado para proteger la vida de Sarah Connor y plantar de nuevo su preciosa semilla.

Jai Courtney es Kyle Reese
Jai Courtney es Kyle Reese en Terminator Genesis (Terminator Genisys, 2015, Alan Taylor)

Edward Furlong fue John «no problemo» Connor

Edward Furlong
Edward Furlong en Terminator 2: el juicio final (Terminator 2: judgment day, 1991, James Cameron)

Californiano de nacimiento, el cine no era precisamente el objetivo de Eduard Furlong, hasta que fue abordado en su instituto de secundaria por Mali Finn, un agente de casting que vio en él la perfecta encarnación de John Connor. Al igual que Judy Garland en El mago de Oz (The wizard of Oz, 1939, Victor Fleming), el rodaje de la película planteó algún que otro problema debido a que pilló al joven actor en pleno cambio de voz, llegando a dar tal estirón que si antes de iniciar el rodaje de la película era un poco más bajo que su doble de acción, terminaría el rodaje siendo más alto que él.

Nick Stahl es John Connor
Nick Stahl es John Connor en Terminator 3: la rebelión de la máquina (Terminator 3: rise of the machines, 2003, Jonathan Mostow)

La gran popularidad que consiguió con la película le permitió escoger sus proyectos posteriores, compaginando cine independiente con grandes producciones de Hollywood. Entre sus mejores títulos de la época destacan películas como El cementerio viviente 2 (Pet sematary 2, 1992, Mary Lambert), Corazón roto (American heart, 1992, Martin Bell), Nuestro propio hogar (A home of our own, 1993, Tony Bill), Cuestión de sangre (Little Odessa, 1994, James Grey), Antes y después (Before and after, 1996, Barbet Schroeder), Pecker (1998, John Waters), American History X (1998, Tony Kaye), Cero en conducta (Detroit rock city, 1999, Adam Rifkin) o Animal Factory (2000, Steve Buscemi).

Thomas Dekker es John Connor
Thomas Dekker es John Connor en Terminator: las crónicas de Sarah Connor (Terminator: the Sarah Connor chronicles, 2008-2009)

No sé si sería su negativa a volver a interpretar a John Connor en Terminator 3, o sus problemas con el alcohol y las drogas, que le llevarían a un arresto en 2001, pero el nuevo siglo apagó la estrella de Furlong, en el terreno artístico y en el personal, porque durante esta última década también ha ido arrastrando serios problemas legales relacionados con la custodia de su hijo. Su trayectoria desde entonces se ha desarrollado entre títulos olvidables, otros que se estrenan directamente en el mercado doméstico y algunos de los que incluso se ha caído de la película en la mesa de montaje, como sucedía en The green hornet (2011, Michael Gondry). Quizás si hubiera hecho como Arny y le hubiera preguntado a papi Cameron si debía o no volver al terreno de la lucha contra las máquinas le habría ido mejor, pero el caso es que no levanta cabeza ahora que ya está madurito.

Christian Bale es John Connor
Christian Bale es John Connor en terminator Salvation (2009, McG)

Su personaje ha pasado por las facciones de un insulso Nick Stahl en la tercera entrega de la serie o un pusilánime Thomas Dekker en la serie de televisión, hasta que resultó mucho más convincente en las facciones de Christian Bale en Terminator salvation, para terminar en las facciones de Jason Clarke, quien no consigue terminar de hacerse con el personaje en esta última aventura, algo que no nos pilla de sorpresa porque está en la línea de la mayoría de personajes que ha interpretado, ya fueran protagonistas, secundarios o meramente anecdóticos.

Jason Clarke es John Connor
Jason Clarke es John Connor en Terminator: Génesis (Terminator: Genisys, 2015, Alan Taylor)

Robert Patrick fue «sal de aquí» T-1000

Robert Patrick se incorporaba a Terminator 2 interpretando al inquietante T-1000, el polimórfico robot de metal líquido que sólo volvería a interpretar en algún cameo en títulos como Wayne’s world (1992, Penelope Spheeris) y El último gran héroe (1993, John McTiernan). Aunque estamos hablando de un actor que ha desarrollado su carrera sin ningún problema, alternando el cine y la televisión, lo cierto es que T-1000 sigue siendo su personajes más emblemático, al que ni siquiera ha hecho sombra su interpretación del agente John Doggett en las dos últimas temporadas de Expediente X (The X Files, 1193-2002, Chris Carter). No sé si tendrá vía libre en Planet Hollywood, porque también coincidía con Bruce Willis en La jungla 2 (Die hard 2, 1990, Renny Harlin) —cuarto círculo si tenemos en cuenta que Jai Courtney sería el hijo de John McClane (Burce Willis) en La jungla: un buen día para morir (A good day to die hard, 2013, John Moore)— y con Sylvester Stallone en Copland (1997, James Mangold), ambos mataban a su personaje, como también hacía Arny en Terminator 2. Pero a pesar de haber sido el padre de Elvis Presley en Elvis (2005, James Steven Sadwith) y el de Jonnny Cash en En la cuerda floja (Walk the line, 2005, James Mangold), su trayectoria ha permanecido siempre en la línea de la discreción.

Robert Patrick
Robert Patrick en Terminator 2: el juicio final (Terminator 2: judgment day, 1991, James Cameron)

En este caso, parece ser que se trata de una falta de ambición y notoriedad, porque da toda la impresión de que ha sido el propio Patrick quien ha fomentado esa la línea de la discreción, porque no ha parado de trabajar, pero sin hacerse notar. Llegó a ganarse la vida como pintor y camarero antes de conseguir convertirse en actor, llegó incluso a compaginar estas actividades con sus primeras incursiones cinematográficas, con el único objetivo de llegar a fin de mes. Luego podemos interpretar que el cine y la televisión son para él meros trabajos con los que se gana la vida, siendo su actitud la de un trabajador constante que hace su trabajo y se va a casa cuando termina la jornada laboral. De ahí que nunca haya tratado de alimentar su faceta de estrella. Entre sus múltiples películas de acción, género que ha visitado con mucha más frecuencia, destacan títulos como Fuego en el cielo (Fire in the sky, 1993, Robert Lieberman), Un puente hacia Terabithia (Bridge to Terabithia, 2007, Gabor Csupo), Los hombres que miraban fijamente a las cabras (The men who stared at goats, 2009, Grant Heslov), El invitado (Safe house, 2012, Daniel Espinosa) o Gangster squad: brigada de élite (Gangster squad, 2013, Ruben Fleischer).

Nunca volvería trabajar con James Cameron, pero en su trayectoria sí podemos encontrar varias reincidencias interesantes, primero con Billy Bob Thorton, que le dirigía en Todos los caballos bellos (All the pretty horses, 2000) y en Jayne Mansfield’s car (2012); y con Clint Eastwood, quien le dirigía en Banderas de nuestros padres (Flags of our fathers, 2006, Clint Eastwood) y junto a quien trabajaría en Golpe de efecto (Trouble with the curve, 2012, Robert Lorenz). Aunque quizás su relación laboral más consolidada es la que estableció con Robert Rodriguez, fan indiscutible de la saga, como se desprende de haber contado con Michael Biehn en Planet Terror —quinto círculo— y con Patrick en The faculty (1998) y en Spy kids (2001). Fan también era claramente McG que mucho antes de dirigir Terminator Salvation, contaba con Robert Patrick —sexto círculo— para Los ángeles de Charlie: al límite (Charlie’s angels: full throttle, 2003); y que además aceptaba a Sam Worthington para interpretar a Marcus Wright en su película por indicación directa de James Cameron, que después le haría protagonista —séptimo círculo— de Avatar (2009). Su doble personaje de policía bajo cuya apariencia se esconde el T-1000 es interpretado en Terminator Genesis por Lee Byung-hun, actor surcoreano que ha conquistado Hollywood tras darse a conocer en películas de Kim Jee-woon como El bueno, el malo y el raro (Joheunnom nabbeunnom isanghannom, 2008) y Encontré al diablo (Ang-ma-reul bo-at-da, 2010). Y no deja de ser curioso porque el primer personaje protagonista de Arny a su vuelta fue, precisamente, El último desafio (The last stand, 2013), primera película en inglés —octavo círculo— del cineasta surcoreano.

Earl Boen fue el Dr. «podría hacer una carrera con este tipo» Silberman

Earl Boen
Earl Boen en Terminator 2: el juicio final (Terminator 2: judgment day, 1991, James Cameron)

Es posible que su personaje no fuera muy extenso, pero todos disfrutamos con la cara que puso cuando en Terminator 2 el T-1000 traspasaba los barrotes de la institución psiquiátrica que dirigía, en la que estaba encerrada Sarah Connor como consecuencia de su narración de lo que había sucedido en Terminator. Earl Boen interpretaba al Dr. Siberman, que en la primera película se encarga de examinar a Kyle Reese, en la segunda era el carcelero de Sarah Connor y se asoma incluso en la tercera para confirmar que aquello que vio no había sido una alucinación.

Bruce Davidson es el Dr. Silberman
Bruce Davidson es el Dr. Silberman en Terminator: las crónicas de Sarah Connor (Termiantor: the Sarah Connor chronicles, 2008-2009)

La trayectoria de Boen se ha desarrollado principalmente en la televisión y particularmente en el campo de los videojuegos, poniendo voz a muchos de ellos, siendo su breve participación en Terminator 3 su última incursión en el cine. La justicia poética querría que termináramos viendo al doctor Silberman encerrado en la misma celda en la que había mantenido encerrada durante 3 años a Sarah Connor, salvo que en las facciones de Bruce Davison, y siendo consciente de que lo que ella contaba no era una paranoia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s