Emma Stone y Joaquin Phoenix son Jill y Abe Lucas

Irrational man: no es sobre el azar y matar, sino sobre elegir y amar

Cartel de Irrational man
Cartel de Irrational man (2015, Woody Allen)

Título original: Irrational man
Año: 2015
Nacionalidad: EE.UU.

Dirección: Woody Allen
Producción: Letty Aronson, Stephen Tenenbaum & Edward Walson
Guión: Woody Allen
Fotografía: Darius Khondji
Montaje: Alisa Lepselter
Dirección artística: Carl Sprague
Decorados: Jennifer Engel
Vestuario: Suzy Benzinger
Reparto: Joaquin Phoenix, Emma Stone, Joe Stapleton, Nancy Carroll, Allison Gallerani, Brigette Lundy-Paine, Katelyn Semer, Betsy Aidem, Ethan Phillips, Jamie Blackley, Leah Anderson, Paula Plum, Nancy Giles, Henry Stram, Geoff Schuppert, Parker Posey, Robert Petkoff, Alex Dunn, Ron Chez, Tamara Kickey, Sophie von Haselberg, Ben Rosenfield, Michael Goldsmith, Lindsey McWhorter, Meredith Hagner, Jamie Rosenstein, Susan Pourdar, Gary Wilmes, David Aaron Baker, Nancy Villone, Christine Mascott, Tom Kemp, Briott Faulkner, Marina Re, David Pittu, Mark Zeisler, Adrienne Taylor, Tina Benko, Kate McGonigle…

En nuestra cita anual con el cine de Woody Allen nos encontramos con lugares comunes a aquellas obras que mantiene un vínculo con el Crimen y castigo de Fiódor Dostoyevski como puedan ser Delitos y faltas (Crimes and misdemeanors, 1989), Match point (2005)  y El sueño de Casandra (Cassandra’s dream), a las que podemos añadir en este caso una gran pizca de sadismo, aunque podríamos discutir si se trata más bien de cinismo. Todo depende del punto de vista porque lo cierto es que, aunque la apuesta de Allen se decanta por el lado racional, el desarrollo del relato deja puertas abiertas a una doble interpretación, perdiéndose en el sentimiento.

El hombre racional se adapta al mundo; el irracional intenta adaptar el mundo a sí mismo. Así pues, el progreso depende del hombre irracional.

Si nos ceñimos a la cita de George Bernard Shaw que da origen al título de la película, y al hecho de que las (antipáticas) voice over que nos guían a lo largo del relato sean de los dos personajes interpretados por Joaquin Phoenix y Emma Stone, en un intento por establecer la duda sobre la resolución final, no cabe duda sobre las intenciones morales del relato. Pero no sé si es el carisma del protagonista, que nos crea una empatía con su personaje, por mucho que podamos cuestionar sus actos, o que el personaje femenino acaba por resultar verdaderamente antipático, pero el conflicto que termina por apoderarse de la película no es tanto si las acciones de Abe Lucas son correctas o no, como si estamos más de acuerdo con la postura de Jill o la de Rita, interpretada con sumo encanto por Parker Posey.

Es posible que ha Allen le haya traicionado el subconsciente y el propio término ‘irracional’ con el que alude a su protagonista, se vuelva en contra del relato para indicarnos, no tanto que estamos ante un hombre que no razona, sino ante uno que se rige única y exclusivamente por el sentimiento. Y quizás sea ahí donde nos identificamos con Abe, presentado inicialmente como una persona deprimida, enferma, cuya vida llena de terribles sucesos le ha llevado a este estado de pesimismo crónico, por lo que podemos identificar su errónea y cuestionable decisión como consecuencia de su inestabilidad. Por otro lado, una decisión que se vuelve totalmente razonable si la aplicamos a cualquier político, no te digo nada si se tratase de un banquero.

Emma Stone y Joaquin Phoenix son Jill y Abe Lucas
Emma Stone y Joaquin Phoenix son Jill y Abe Lucas en Irrational man (2015, Woody Allen)

Por otro lado, quien se presenta como un ser totalmente irracional es Jill, que pareciera verdaderamente que su novio no le ofrece todo lo que necesita y no sabe cómo decírselo, arrojándose continuamente en brazos de Abe, a pesar de su constante rechazo. La que se miente realmente a sí misma es ella, que finalmente se descubre como la niña burguesa que tanto se avergonzaba podría llegar a ser. El contrapunto perfecto lo ofrece Rita, siempre sincera y consciente de sus debilidades cuando afirma que necesita tener una excusa para dejar a su propio marido, cuya relación hace tiempo que no funciona. En este sentido también resultan muy significativa la disertación sobre el azar y el libre albedrío y la manera en la que se muestra en el relato.

Parker Posey y Joaquin Phoenix son Rita y Abe Lucas
Parker Posey y Joaquin Phoenix son Rita y Abe Lucas en Irrational man (2015, Woody Allen)

Quizás las contradicciones de los personajes se hayan transferido al propio Allen que, por una vez, no me parece acertado con la banda sonora, que resulta en ocasiones excesiva y asincrónica en momentos en que hubiera necesitado el silencio o una música más dramática. Quizás sean esas, precisamente sus intenciones, quitarle hierro al asunto para que no nos fijemos en el dramatismo de la situación y podamos disfrutar del relato con una cierta distancia, sin sufrirlo como sus protagonistas. En cualquier caso, estamos ante una película que se disfruta durante su proyección y que se presta a un rico debate posterior. Quizás al final sea un debate más en torno al amor que sobre la muerte, pero nada de obra menor. Quizás no mayor, pero nunca menor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s