Guillermo Francella y Peter Lanzani son Arquímedes y Alejandro Puccio en El clan (2015, Pablo Trapero)

El clan: la familia criminal antes de la llegada de los Pujol

Cartel de El clan
Cartel de El clan (2015, Pablo trapero)

Título original: El clan  
Año: 2015
Nacionalidad: España & Argentina

Dirección: Pablo Trapero
Guión: Pablo trapero, basado en el libro de Julian Loyola y Esteban Student
Producción: Agustín Almodóvar, Pedro Almodóvar, Esther García, Matías Mosteirín, Hugo Sigman & Pablo Trapero
Fotogafía: Julián Apezteguia
Música: Sebastián Escofet
Montaje: Alejandro Carrillo Penovi & Pablo Trapero
Diseño de producción: Sebastián Orgambide
Vestuario: Julio Suárez
Reparto: Antonia Bengoechea, Gastón Cocchiarale, Guillermo Francella, Stefanía Koessl, Peter Lanzani, Raymond E. Lee, Franco Masini, Fernando Miró, Giselle Motta, Juan Cruz Márquez de la Serna, Lili Popovich…

Se confirma el idilio y el buen ojo que los hermanos Pedro y Agustín Almodóvar iniciaban con el cine argentino a través de los Relatos salvajes (2014) de Damián Szifrón. En esta ocasión apuestan por un peso pesado como Pablo Trapero, cineasta que ha hecho de la crítica social desarrollada en forma de thriller su principal seña de identidad, que además llega avalado por el León de Plata en Venecia a la mejor dirección. Con tan buenas credenciales estaba claro que El clan estaba predestinada a ser escogida por la Academia de cine argentina para representarles en los próximos premios Oscar y Goya.

El legado de la dictadura militar conmociona a la sociedad argentina de los años ochenta con el terrible caso del clan Puccio. Bajo la polifacética y emprendedora apariencia de un contable, abogado y empresario se esconde Arquímedes Puccio, el patriarca del clan, quien había sido miembro de la Secretaría de Inteligencia del Estado e integrante del Movimiento Nacionalista Tacuara, así como de la Alianza Anticomunista Argentina, donde formaba parte del Batallón de Inteligencia 601, que pusiera en práctica la Operación Condor a través de la que desarrolla su afición por la extorsión y el secuestro. Hábitos de los que no consigue desembarazarse con la llegada de la democracia, instaurada en octubre de 1983.

Franco Masini, Giselle Motta, Antonia Bengoechea, Guillermo Francella, Lili Popovich y Peter Lanzani son Guillermo, Silvia, Adriana, Arquímedes, Epifanía y Alejandro Puccio en El clan
Franco Masini, Giselle Motta, Antonia Bengoechea, Guillermo Francella, Lili Popovich y Peter Lanzani son Guillermo, Silvia, Adriana, Arquímedes, Epifanía y Alejandro Puccio en El clan (2015, Pablo Trapero)

Habría sido fácil para Trapero apelar al morbo y el sensacionalismo, limitándose a mostrar el modus operandi de esta familia criminal, sin embargo decide poner el foco en las relaciones entre los diferentes miembros del clan. ¿Cómo preparar el examen de mañana cuando una persona no deja de pedir auxilio en el sótano? ¿Quién le dice a papá que no quieres salir a destrozar la vida de tu compañero del equipo de rugby? ¿Por qué nuestro hermano mayor se fue y no quiere volver? Basta mostrar la vida cotidiana de los Puccio para que El clan se erija como un relato estremecedor, que se complica al explorar la implicación real de todos y cada uno de los miembros de la familia. Lo fácil sería pensar aquello de que ‘de tal palo tal astilla’, pero no cuando eres hijo de un manipulador implacable como Arquímedes. Consecuentemente con su planteamiento, Trapero no juzga en ningún momento a sus personajes, sino que deja que sean ellos mismos, con sus actos, sus dudas y sus decisiones, los que se pongan en evidencia, proporcionando al espectador todas las herramientas que necesita para tratar de entender la posición de cada uno de ellos.

No deja de ser curioso que El clan sea una co-producción hispanoargentina dadas las similitudes con otra familia criminal, y no me estoy refiriendo a los Coreone o los Soprano, sino a una familia española, concretamente catalana, la de los Pujol. No digo que sean los únicos que no han conseguido despojarse de los hábitos carroñeros del antiguo régimen, hay mucho ejemplos lamentables en la actualidad y de todos los colores políticos, pero aparte de que en su caso el crimen no parece incluir delitos de sangre, sí parecen estar impregnados de extorsión con derecho a comisión. Por terrible que parezca, está visto que la familia que delinque unida, permanece unida.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s