Emma Suarez es Julieta

¿«Julieta» o Julito (Medem)? Almodóvar vuelve… a esconderse al armario

Cartel de Julieta
Cartel de Julieta

Año: 2016
País: España

Dirección: Pedro Almodóvar
Guion: Pedro Almodóvar, basado en las novelas de Alice Munro
Producción: Agustín Almodóvar & Esther García
Fotografía: Jean-Claude Larrieu
Montaje: José Salcedo
Música: Alberto Iglesias
Diseño de producción: Antxón Gómez
Dirección artística: Carlos Bodelón & Federico García Cambero
Vestuario: Sonia Grande
Reparto: Emma Suarez, Adriana Ugarte, Michalle Jenner, Rossy De Palma, Inma Cuesta, Darío Grandinetti, Daniel Grao, Nathalie Poza, Agustín Almodóvar, Mariam Bachir, Susi Sánchez, Pilar Castro, Priscilla Delgado, Bimba Bosé, Joaquín Notario, Esther García, Tomás del Estal, Ramón Agirre, María Mera, Sara Jiménez, Blanca Parés, David Delfín, Elena Benarroch, Jimena Solano…

Pocos cineastas han tenido que pasar examen cada vez que han estrenado una nueva película. A pesar de haber sido premiado en Berlín, Cannes y Venecia y conseguir 2 premios Oscar, 3 BAFTA, 4 César, 7 Felix y 3 premios Goya, entre otros reconocimientos, da la impresión de que el cineasta manchego sigue teniendo que demostrar que no hizo mal renunciando a su puesto de trabajo en telefónica, que después de hacer cortometrajes y cantar con su amigo travesti —que no transexual—, le ha merecido la pena convertirse en director de cine. Y no estoy seguro de que esta relación de amor-odio que ha desarrollado con la crítica y el público sea tanto culpa nuestra, que amamos y odiamos con la misma intensidad, como suya, que ha fagocitado sus propias películas convirtiéndose en el auténtico centro absoluto de sus relatos.

Tras el desastroso experimento que supuso La piel que habito, innecesaria apuesta por una inexistente versatilidad al incurrir en una película de supuesto terror, Almodóvar cede a las plegarias del público que añoraba sus obras pretéritas, lo que le precipita al a catástrofe absoluta con Los amantes pasajeros, que resultó no tener gracia alguna, porque el propio Almodóvar ya no estaba en el mismo sitio que cuando hizo Mujeres al borde de un ataque de nervios, más un drama que una comedia, y de ahí precisamente su gracia. En este sentido, Julieta sí es un auténtico retorno. Una vuelta a un cineasta que habla más de sí mismo a través de sus personajes que de lo que le rodea, pero que en lugar de hacerlo con su propia personalidad, toma prestadas algunas señas de identidad del cineasta al que tanto le habría gustado ser: Julio Medem.

Si ya en su etapa inmediatamente anterior a la catástrofe se había inclinado por un cine melodramático, en esta ocasión se despoja de toda su habitual parafernalia para centrarse en un relato que gira en torno a una mujer de espíritu débil con el fatídico karma —más que trauma— de atraer la muerte y alejar el amor. Su relato, quizás, más medemiano, como digo. No sólo por la presencia de Emma Suarez o su ya imprescindible Alberto Iglesias, sino también por la estructura circular, por el reno, por el descubrimiento del amor adolescente en el seno del hogar —aunque esta trama se insinúa sin llegar a mostrarse—, por las transiciones temporales, por el azar característico del cine de Medem, que pone las cosas en el camino de sus personajes en el preciso instante en que más lo necesitan, ya sea un encuentro, una carta, alguien que te salva o alguien que te entrega un amante. Todo esto no implica que pierda sus propias señas de identidad, como que el vestuario haga juego con la tapicería de las butacas del tren o con las cortinas del cuarto de baño, vistiendo a sus personajes como mamarrachas tanto para estar por casa como para llevar a sus sobrinas al parque a jugar baloncesto o esas características alusiones culturales que son más del cineasta que de su personaje —¡qué buen gusto tiene para ser manchego!—, o incluso la fuga a un lugar desconocido, que si en la película de Medem era el círculo polar ártico, aquí es el lago del Como.

Acostumbrado a volver sobre sí mismo, Julieta me recuerda mucho también a Carne trémula, en la que también se refugia en el armario para centrarse en una relación sentimental heterosexual en la que cualquier alusión homosexual queda relegada a la ambigüedad, dentro del ámbito de la sugerencia. Escoger la sugerencia en lugar de la evidencia, evitando el exceso de explicaciones tan habituales en otras películas suyas me lleva a Hable con ella, una conexión apuntada desde el principio por la presencia del siempre enorme Darío Grandinetti. En realidad, es normal que en un relato en el que todo se cuenta y muy poco se muestra, todo el peso recaiga en la labor de su reparto, siendo particularmente imprescindibles las gloriosas aportaciones de Emma Suarez y Rossy De Palma, la breve pero particularmente intensa intervención de Pilar Castro o la entregada interpretación de Adriana Ugarte, que no comienza precisamente con muy buen tono, pero progresivamente se va encontrando mejor hasta culminar con fuerza en la secuencia en la que le tiene que contar a su hija lo incontable.

Es posible que Pedro Almodóvar nos esté diciendo que se siente como Julieta. Igual que ella no supo ver lo que le demandaba su hija, el cineasta no supo darle a su público lo que le pedía, hablarnos de sí en lugar de demostrar que podía ser un cineasta como los demás. Si nos fijamos un poco, ese trasfondo social que emerge en su cine de los noventa, se diluye aquí para centrarse exclusivamente en sus personajes. Y por eso quizás da la impresión de que vuelve a su cine asumiendo sus errores, pero sin pedir nada a cambio. Motivo por el Pedro Almodóvar aprueba con Julieta, sí, aunque podría haber aspirado a nota de no haberse preocupado tanto por Medem, centrándose verdaderamente un poco más en sí mismo, de quien nunca debería haberse alejado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s