Maggie Smith en The lady in the van

«The Lady in the van»: la dignidad del pobre, la nobleza del indigente

Cartel de The lady in the van
Cartel de The lady in the van

Título original: The Lady in the van
Año: 2015
País: Reino Unido

Dirección: Nicholas Hytner
Guion: Alan Bennett
Producción: Nicholas Hytner, Damian Jones & Kevin Loader
Fotografía: Andrew Dunn
Montaje: Tariq Anwar
Música: George Fenton
Diseño de producción: John Beard
Dirección artística: Tim Blake
Decorados: Niamh Coulter
Vestuario: Natalie Ward
Reparto: Maggie Smith, Jim Broadbent, Clare Hammond, George Fenton, BBC Concert Orchestra, Alex Jennings, Jamie Parker, Deborah Findlay, Roger Allam, Richard Griffiths, Pandora Burns, Dominic Cooper, Giles Cooper, Tom Klenerman, Gwen Taylor, Frances de la Tour, Claire Foy, James Corden, George Taylor, David Calder, Eleanor Matsuura, Selina Cadell, Charlie Hancock, Dan Raza, Dermot Crowley, Clive Merrison, Samuel Barnett, Russell Anderson, Michelle Reid, Sam Spruell, Rosalind Knight, Elliot Levey, Sarah Lieberson, Cecelia Noble, hannah Watson, Linda Broughton, Stephen Campbell Moore, Marion Bailey, Sacha Dhawan, Andrew Knott, Lorna Brown, Juna Watson, Sam McArdle, Tony Van Silva, Geoffrey Streatfeild, Alan Bennett…

Cuando rodaba cortometrajes con mis compañeros de clase nos rotábamos las funciones de un corto al siguiente, tocándome una vez ser parte del equipo de producción. Como tal, una de mis tareas era preparar, custodiar y repartir el catering para el día de rodaje. Sólo un día, pero como no quería quedarme corto, me excedí y sobró mucha comida. Ofrecimos repartirla entre todos, pero como la mayoría vivían todavía con sus padres, no la necesitaban. Pero nos parecía mal desperdiciar tanta comida, así que, cargados con nuestra mejor voluntad, una compañera y yo nos fuimos a Gran Vía a repartirlo entre varios indigentes que solían encontrarse en el mismo lugar. Nuestra sorpresa fue que una mujer de color que habitualmente estaba en la esquina con Callao, donde antaño había un Wendy’s, pero rechazó coger la comida. Tratamos de explicarle que nos había sobrado de un rodaje, que nuestra intención era buena, por si pensaba que la queríamos envenenar o algo. Pero no la quiso. Entendí que, aunque vivía en la calle, tenía su dignidad, que no pasaba por aceptar comida de desconocidos. Esa misma dignidad es la que podemos encontrar en la protagonista de The Lady in the van, aunque su protagonista la llama la nobleza del pobre.

Pocos relatos resultan tan entrañables y conmovedores partiendo de elementos tan simples y sencillos. Por un lado está la contradictoria personalidad de la indigente que, como la gran mayoría de las personas que por una u otra circunstancia terminan viviendo en la calle, esconde una fascinante historia personal maltrecha y truncada, por el otro un escritor con sus propias contradicciones debido a su homosexualidad, la relación que mantiene con su madre y su propia relación consigo mismo al tener una personalidad tan tímida como excéntrica, tan pragmática como fantasiosa. Adaptación para el cine de Alan Bennett de su propia obra de teatro, basada a su vez en sus propias experiencias con la genuina señora Shepherd, que se instaló en el acceso a su domicilio de Candem Town, donde se quedó durante 15 años. Que la historia sea real no quiere decir que no tenga elementos de ficción, alimentando además un círculo de metaficción en el que se incluye el propio Bennett.

Maravillosa, deliciosa y absolutamente arrebatadora es la interpretación de Maggie Smith, que consigue cautivar al espectador con los mismos gestos y miradas con los que consigue atrapar a su cuidador desde la distancia.

Una película de reencuentros porque si coinciden por primera vez tres actores que habían participado en la saga de Harry Potter sin haber compartido nunca plano antes como la propia Smith, Jim Broadbent y Frances de la Tour, también es el reencuentro de los que fueran integrantes del reparto de una obra de teatro de Bennett, The history boys, después convertida en película, The history boys (2006, Reino Unido), dirigida igualmente por Nicholas Hytner, quien ya había colaborado con Bennett en la que fuera su ópera prima, La locura del rey Jorge III (The madness of king George III, 1994, Reino Unido). Da la impresión de que Bennett y Hynter, como la señora Shepherd, van dando vueltas por la misma calle hasta que encuentran un nuevo lugar donde aparcar y dar rienda suelta a su creatividad. La próxima vez que vuelva a Londres, ya sé el lugar que

Cartel de The lady in the van
Cartel de The lady in the van

necesito visitar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s