Nunca apagues la luz (Lights out,David F. Sandberg, 2016, EE.UU.)

«Nunca apagues la luz»: cuando la iluminación es tan pobre como la imaginación

Cartel de Nunca apagues la luz (Lights out,David F. Sandberg, 2016, EE.UU.)
Cartel de Nunca apagues la luz (Lights out,David F. Sandberg, 2016, EE.UU.)

Título original: Lights out
Año: 2016
País: EE.UU.
Dirección: David F. Sandberg
Guion: Eric Heisserer, basado en un cortometraje de David F. Sandberg
Producción: Lawrence Grey, Eric Heisserer & James Wan
Fotografía: Marc Spicer
Montaje: Michael Aller & Kirk M. Morri
Música: Benjamin Wallfisch
Diseño de producción: Jennifer Spence
Dirección artística: Shannon Kemp
Vestuario: Kristin M. Burke
Reparto: Teressa Palmer, Gabriel Bateman, Alexander DiPersia, Billy Burke, Maria Bello, Alicia Vela-Bailey, Andi Osho, Rolando Boyce, Maria Russell, Elizabeth Pan, Lotta Losten, Amiah Miller, Ava Cantrell, Emily Alyn Lind…

Por un momento, en la primera secuencia de No apagues la luz, da la ligera impresión de que vamos a asistir a una película de terror en clave metafórica sobre el abandono familiar, en la línea de la fascinante Cromosoma 3 (The brood, David Cronenberg, 1979, Canadá), en la que el cineasta canadiense aprovecha su propio trauma por el divorcio de sus padres, que expone en una inquietante obra que logra transmitir con autenticidad cómo nacen los monstruos a partir de cicatrices psicológicas. Un momento que se disuelve en la misma oscuridad a la que alude indirectamente el título de la película en español, en oposición a la maligna presencia que sólo tiene la capacidad de existir en la ausencia de la luz, por la celeridad de los autores de la película en identificar las claves de su inconsistente tropo, marcando desde esa primera secuencia el talón de Aquiles de un cineasta primerizo que, teniendo miedo de pisar en falso, dinamita las expectativas de una película que no deja de tener algún momento interesante.

El problema no es que parta de un material previo, el cortometraje homónimo, Lights out (2013), estrenado con extraordinario (e inexplicable) éxito en Internet, sino el gran problema de muchas películas de terror, como es el de explicar la procedencia y sentido del monstruo, cuando la clave está, precisamente, en dejar que sea el espectador quien especule sobre el asunto. Parece mentira que ni director ni guionista hayan aprendido la lección del cineasta canadiense, o del cine de terror japonés, cuya influencia también es obvia, sobre todo en los momentos en los que explora el pasado del personaje. Llegados a este punto también habría que aludir a aquella arrebatadora relación entre las hitchcockianas Hermanas (Sisters, 1973, EE.UU.) de Brian de Palma. Pero muchas veces no es suficiente con tener buen gusto cinematográfico, hace falta también saber desarrollar tus ideas propias con convicción para convencer al espectador (a este espectador, al menos).

Si el primer defecto de No apagues la luz es el exceso de explicaciones, el segundo es que se empeñan en tener la luz apagada. Teniendo un monstruo que sólo se ve en la oscuridad, desarrollan su relato en ambientes en los que la iluminación es tan pobre como la imaginación de sus autores. Solo que no son ambientes que habitualmente están tan en penumbra, porque me cuesta mucho imaginar un almacén de ropa, o de lo que sea, en el que, estando repleto de focos tengas que ir con una linterna para ver lo que hay a tu alrededor. Otra cosa es que seas Portishead y te quieras montar un videoclip sencillo y efectivo visualmente, en cuyo caso, acepto la estética sin problema, pero no aquí no tiene sentido. Luego está la casa de la loca que se dedica a quitar las bombillas y todo el percal que se monta con la oscuridad para estar con su amiga fantasma psicópata imaginaria, que me lo podría tragar con algo de sentido de humor, o con secuencias más desarrolladas estética y formal mente, pero no en ambientes que se falsean de una manera tan forzada para intentar provocar lo que de ninguna de las maneras consiguen, por mucho que apaguen la luz y nos dejen a oscuras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s