Sing Street (John Carney, 2016, Irlanda, Reino Unido & EE.UU.)

«Sing street»: música new wave para romper el cascarón y llegarte al corazón

Cartel de Sing Street (John Carney, 2016, Irlanda, Reino Unido & EE.UU.)
Cartel de Sing Street (John Carney, 2016, Irlanda, Reino Unido & EE.UU.)

Año: 2016
País: Irlanda, Reino Unido & EE.UU.
Dirección: John Carney
Guion: John Carney
Producción: Anthony Bergman, John  Carney & Martina Niland
Fotografía: Yaron Orbach
Montaje: Andrew Marcus & Julian Ulrichs
Diseño de producción: Alan MacDonald
Dirección artística: Tamara Conboy
Decorados: Tamara Conboy
Vestuario: Tiziana Corvisieri
Reparto: Ferdia Walsh-Peelo, Kelly Thorton, Maria Doyle Kennedy, Jack Reynor, Aidann Gillen, Ian Kenny, Ben Carolan, Percy Chamburuka, Mark McKenna, Don Wycherley, Des Keogh, Kian Murphy, Dolores Mullally, Lucy Boynton, Marcella Plunkett, Vera Nwabuwe, Conor Hamilton, Karl Rice, Tony Doyle, Keith McErlean, Peter Campion, Lydia McGuinness, Kyle Bradley Donaldson, Paul Gibbons, Eva-Jane Gaffney, Paul Roe…

No deja de ser curiosos la diferencia de cómo se vive hoy en día la inmigración, cuando se produce desde los países persas y africanos a los europeos, a cuando se producía antaño, sólo que de los países europeos hacia los Estados Unidos, o de unos países europeos a otros, como sigue sucediendo hoy en día. Debe ser una cuestión de color, no tanto de idioma, aunque también. John Carney nos sitúa en  una época de crisis, que no es la crisis financiera del neoliberalismo, que estallaba en 2008, ni la de los años noventa, sino la de los años ochenta (porque cada década y cada país tiene sus propias crisis), en la que muchos irlandeses se vieron obligados a emigrar al Reino Unido. Los que pudieron evitar abandonar sus casas, se quedaron, pero a costa de recortar en algunos aspectos de su vida cotidiana. Y claro, los padres no entienden la trascendencia de decisiones como sacar a un hijo de un escuela para meterlo en otra, aunque sea en otro barrio dentro de la misma ciudad. Así es como un adolescente comienza a enfrentarse a sus primeros dilemas, el de conocer a la chica que le gusta, el de librarse de los compañeros que le acosan, y el de confirmar su propia personalidad.

No deja de ser curiosa la forma en la que, mientras el joven adolescente protagonista de Sing Street evoluciona hasta romper el cascarón, sin por ello perder su inocencia, asistimos también a un relevo generacional, el de quienes sólo escuchan y bailan las canciones y el de quienes, además, pueden verlas e interpretar su concepto estético a través de un formato audiovisual como el vídeo musical. No sólo eso, sino que a través de la evolución artística y estética de esta encantadora banda, Carney explora también los caminos por los que se asimilan las influencia y se encuentra la inspiración, la manera en la que un sentimiento es capaz de inspirar la letra de una canción, que coge fuerza con una melodía adecuada, hasta el punto de arrebatarte con la producción musical adecuada.

Es posible que sea la música de la new wave o que un servidor debía tener más o menos la misma edad que el protagonista de la película en 1985, pero es que resulta difícil no caer ante el poderoso encanto de esta banda de adolescentes que absorben lo negativo para construir algo positivo. Casi deseas estar presenciando un biopic real, de hecho puedes encontrar similitudes con una banda irlandesa, U2, de la que algunos miembros estuvieron en un momento dado involucrados con la producción de la película. Pero no lo es, Sing Street parece más un homenaje a esas bandas o proyectos artísticos de otro tipo que desarrollas siendo adolescente, que sirven tanto como vía de escape, como de efecto catalizador para que puedas descubrir quién eres. No importa si luego la banda es o no es real, si triunfan o no triunfan en el futuro. El momento es aquí y ahora, que después puedan convertirse en una banda profesional es totalmente irrelevante, porque lo importante es desarrollar, mejor o peor, la creatividad de cada uno, por mucho que luego nos priven de una banda que pudiera haber sido tan maravillosa como lo es la propia película.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s