Sennia Nanua es Melanie en The girl with all the gifts, Colm McCarth, 2015, Reino Unido & EE.UU.

«Melanie. The girl with all the gifts»: cuando lo difícil es no matar a los niños

Cartel de The girl with all the gifts, Colm McCarth, 2015, Reino Unido & EE.UU.
Cartel de The girl with all the gifts, Colm McCarth, 2015, Reino Unido & EE.UU.

Título original: The girl with all the gifts
Año: 2016
País: Reino Unido & EE.UU.
Dirección: Colm McCarthy
Guion: Mike Carey, basado en su propia novela
Producción: Camille Gatin & Angus Lamont
Fotografía: Simon Dennis
Montaje: Matthew Cannings
Música: Cristobal Tapia de Veer
Diseño de producción: Kristian Milsted
Dirección artística: Philip Barber
Vestuario: Liza Bracey
Reparto: Gemma Arterton, Glenn Close, Sennia Nanua, Dominique Tipper, Paddy Considine, Anamaria Marinca, Lobna Futers, Fisayo Akinade, Stacey Lynn Crowe, Anthonyu Welsh, Daniel Eghan, Tessa Morris, Elise Reed, Matthew Smallwood, Ross Green, Amy Floyd, Richard Price, Joshua Smallwood, Zak Holland, Macey Ward, Amy Newey, Eli Lane, Pete Buzzsaw Holland, Samantha Rushton, Sean Evans, Alex Reed, Daniel Jack Evans, Ita O’Brien, Yusuf Bassir, A.K. Steppa, Pamela DeAbreu, Matt Adcock, Jim Macie, Steve Parker, Laura Marie Howard, Philip Campbell, Ria Lopez, Shay Gutteridge, Nina Rundle, Maisie Clayton, Joel Sheldon, Abigail Sams, Rayn Khan, Callum Lloyd, Savannah Twaite, Jonathan Garratt, Ryan ISaac, Joe Lomas, Elizabeth-Anne Fuller, Jing Lang, Tina Holland, Will Brooks, Gabriel McMullan, Jayden Hanley, Adele Wade, Christopher Green, Dylan McMullan, Grace McGee, Megan Lane, Ryan Green, Alicia I Morris, Ebru Anik, Paul Capatal, Alexandria Wright, Connor Pratt, Marcus A. Wilder, Emily Jane Brooks, Julie-Anne Evason, Eve Daly, Stphen Woodcock, Elena Koneska, Jennifer Day, Ian Haddock, Leila Al-Yousuf, Josh Boffin, Alexandria Wright, Thomas Baker…

Decir que Melanie. The girl with all the gifts es una película de zombies es quedarse francamente corto. Es como reducir la película a un estereotipo que sin duda defraudaría al público que espera una película repleta de hemoglobina y casquería y fina, que las tiene, así como espantar al que va buscando algo más que pasar un rato entretenido, lectura que también se peude sacar. Probablemente ya en el libro que el propio autor, Mike Carey, se encarga de adaptar para la pantalla, subyace el germen que permite que la película esté más cerca del cine social y político que del terror apocalíptico. De hecho, su director,  Colm McCarthy, admite como influencia la maravillosa película de Gareth Edwards, Monsters (2010), maravillosa metáfora de la incomunicación, que se anticipara al muro de Donald Trump entre México y los Estados Unidos.

No, aunque tenga alguna secuencia en la que dispara la adrenalina, Melanie. The girl with all the gifts no es un relato de terror. Está mucho más cerca de una fábula que expone su punto de vista de manera cruda, sórdida y  tan clara como la vida misma, que está cargada de crueldad y de dolor. Una obra que muestra cómo la bondad puede surgir del ser más despiadado, siempre que se le haya demostrado el amor y el cariño. Un relato que sostiene que crear valores como la imaginación, el respeto y la admiración en el otro puede ofrecer mejores resultados que imponer tu manera de ver las cosas a través del régimen del miedo. Una metáfora que podemos aplicar de muchas maneras, pero que parece desgraciadamente más real estos días, con el infame decreto de Donald Trump que restringe la entrada de personas musulmanas.

En una sociedad en la que lo políticamente correcto parece haberse convertido en la pomada perfecta para ahuyentar a los «hambientos», la interpretación capitalista de los zombies se puede perfectamente traducir aquí en clave religiosa. Particularmente cuando los últimos atentados relacionados con el yihadismo están perpetrados por las nuevas generaciones, por los hijos de los inmigrantes que nacieron ya en esos países que los acogieron, donde siguen sin entenderlos y tratándolos como si fueran el enemigo. Tal y como le sucede a la nueva generación que representa Melanie en la película, quien  perfectamente podría darle muchas lecciones los viejos políticos, que actúan verdaderamente como si los que no piensan como ellos fueran «hambrientos», cuando eso es lo que ellos son. Particularmente Donald Trump.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s