Trainspotting

«Trainspotting»: ¿dónde están ahora?

Adaptación cinematográfica de la novela homónima de Irvine Welsh, tenía 26 años cuando vi por primera vez Trainspotting. Una película que me cautivó con su mítica banda sonora y me arrastró con su trepidante energía en su momento, pero que el paso del tiempo revelaría tan tramposa como el resto de la filmografía de Danny Boyle. Por mucho que hablemos de que los personajes que son adictos a las drogas, ya sea alcohol, tabaco o estupefacientes, se muestran en la película completamente infelices cuando no están bajo los efectos de las sustancias que verdaderamente les hacen felices, y por mucho que se desmorone todo el mundo a su alrededor, lo cierto es que están encuadrados en un contexto de falso glamour y cínica ironía que terminan por transmitir un efecto casi positivo hacia el mundo de las drogas. De hecho, aquí están todos veinte años después, cuando sabemos que pocas probabilidades tendrían en la vida real de volver a encontrarse. En cualquier caso, la película consigue catapultar a la fama a su director y sus protagonistas, lo que me lleva a preguntarme dónde están ahora los que la hicieron posible.

De enfant terrible a moderno de pacotilla: Danny Boyle

Ya he hablado anteriormente del rechazo que me produce, en general, el cine de Danny Boyle, aunque pueda disfrutar, en particular con algunos pocos títulos de su filmografía como Tumba abierta (Shallow grave, 1994, Reino Unido), 28 días después (28 days later, 2002, Reino Unido), y, sorpresa, Steve Jobs (2015, Reino unido & EE.UU.), sospecho que más que otra cosa, por partir de textos más complejos que el resto de sus películas que parecen haber contenido su tendencia al sensacionalismo audiovisual con los que ha regado en exceso el resto de su trayectoria. Quizás por eso, a pesar de comenzar con muy buen pie en el cine con Tumba abierta, por la que consigue la Concha de Plata en San Sebastián a la mejor dirección y se alza con el premio BAFTA a la mejor película británica, convirtiéndole en la gran promesa del cine británico, que se afianzaría con Trainspotting, no conseguiría ni otro éxito, ni comercial ni artísticamente, hasta Slumdog millionaire, un bluff en toda regla que termina por demostrar que no le importa lo que cuenta, sino cómo lo cuenta. Con esta tramposa película que consigue los premios a la mejor película y película extranjera de muchas academias, el propio Boyle consigue, además, llevarse a casa un premio Oscar, un BAFTA y un Globo de Oro a la mejor dirección. Un logro que no deja de ser irónico porque, salvo la excepción de La playa (The beach, 2000, Reino Unido & EE.UU.), que pasaría por la sección oficial de la Berlinale, su cine siempre ha sido más de optar a los premios MTV que a otra cosa. Es posible que en su día Danny Boyle nos pareciera un cineasta moderno, capaz de conectar con las nuevas generaciones, a pesar de que ya tenía 40 años cuando estrena Trainspotting, pero otra cosa muy diferente va a ser comprobar si ha conseguido envejecer con el mismo espíritu en T2 Trainspotting.

De gran promesa a dramaturgo invisible: John Hodges

Escocés de nacimiento, la vida cambia para John Hodges cuando se cruza con Danny Boyle. Tras firmar el guion de Tumba abierta abandona sus estudios de medicina y se muda a Londres para centrarse en su carrera como guionista. Inmediatamente después llega Trainspotting, por la que consigue una nominación al Oscar al mejor guion adaptado… y ahí termina todo. Es difícil saber si la culpa es del guionista o del director, pero lo cierto es que, aparte de sus dos primeras películas juntos, el resto de los «grandes» éxitos de Boyle se producen con títulos de otros guionistas, como Alex Garland, Simon Beaufoy o Aaron Sorkin. Lo mismo sucede con la filmografía de Hodges que desarrolla lejos de su mentor que, aunque cite sus títulos, no sabría de qué estoy hablando porque ni me llamaron la atención en su tiempo ni me interesan en absoluto en este momento. Quizás su mayor logro lo encontraría fuera del cine, cuando consigue el premio Oliver a la mejor obra de teatro por Collaborators (2012), aunque no parece que haya tenido continuación.

De estrella fulgurante a cometa de corto alcance: Ewan MacGregor

Es innegable que el fulgurante éxito de Ewan MacGregor surge de la mano de Boyle y Hodges, antes de Tumba abierta tan sólo había participado en un par de miniseries, algún episodio esporádico en otras series y un par de breves intervenciones en otros títulos, pero tras el descalabro que supone Una historia diferente (A life less ordinary, 1997, Reino Unido & EE.UU.), se separa de sus colaboradores para iniciar su ascenso a ningún sitio. Por mucho que no haya dejado de trabajar en estos veinte años, colándose en sagas míticas, como Star wars, trabando con cineastas como Peter Greenaway, Todd Haynes, Tim Burton, Woody Allen o Mike Mills, y colándose en títulos que llegarían con fuerza al público, como Lo imposible, lo cierto es que no ha pasado de ser otra cosa que un actor mercenario, de los que trabajan mucho, pero que no dejan huella alguna. Dos veces nominado al Globo de Oro por Moulin rouge y La pesca del salmón en Yemen, quizás su mayor logro sea su personaje sin nombre en El escritor (The gosht writter, Roman Polanski, 2010, Francia, Alemania & Reino Unido), aunque a la espera estamos de comprobar cómo se desenvuelve detrás de las cámaras en American pastoral, incluida en la sección oficial de San Sebastián.

De paria social a líder social: Robert Carlyle

El mismo año que participaba en Transpotting, Robert Carlyle también protagoniza una película de Ken Loach, La canción de Carla. Junto al comprometido cineasta británico habría hecho su primera película, Riff-Raff, gracias a la que sería, quizás, el miembro más popular del reparto de Transpotting en aquella época. Quizás su filmografía no sea muy extensa, pero también lo es que ha sido bastante constante, participando en otros éxitos del cine británico como The Full Monty (Peter Cattaneo, 1997, Reino Unido), por cuya interpretación consigue un premio BAFTA al mejor actor protagonista, Ravenous (Antonia Bird, 1999, Reino Unido, República Checa & EE.UU.), Las cenizas de Ángela (Angela’s ashes, Alan Parker, 1999, Irlanda & Reino Unido), Érase una vez en los Midlands (Once upon a time in the Midlands, Shane Meadows, 2002, Alemania & Reino Unido), o La leyenda de Barney Thomson (The legend of Barney Thomson, Robert Carlyle, 2015, Reino Unido, Canadá & EE.UU.), que supone su debut como director, además de repetir con el propio Boyle en La playa y 28 días después y su secuela.

De yonqui con clase a yonqui ilustrado: Johnny Lee Miller

Nieto de actor e hijo de actores, Johnny Lee Miller no parecía estar destinado a encontrar su camino a través del cine, aunque volviera a coincidir con Robert Carlyle en una película como Plunkett & Macleane (Jake Scott, 1999, Reino Unido), sino en la televisión, donde ya había desarrollado una interesante trayectoria antes de aparecer en Hackers (Iain Softley, 1995, EE.UU.). El impulso de Trainspotting le lleva a trabajar con cineastas como Alan Rudolph, Woody Allen, Neil Jordan o Tim Burton, pero es a través de series como Emma o Dexter, que la vida le ha llevado a interpretar a un peculiar Sherlock Holmes en Elementary, que hasta la fecha, sigue siendo su mejor trabajo.

No sabía donde estaba y no llegó a ninguna parte: Ewen Bremner

No sé si es el actor o el personaje el que hace de Spud unos de los más simpáticos integrantes de esta pandilla. Quizás sea su falta de ambición o de expectativas, que le lleva a tomarse las cosas como vienen, sin cuestionárselas. Pero el caso es que parece que esa misma cualidad se apoderara del propio Ewen Bremner que, a pesar de que no ha dejado de trabajar, participando en algunos casos en películas de gran presupuesto, como Pearl Harbour (Michael Bay, 2001, EE.UU.), o en títulos que gozaron de un gran éxito de público, como Snatch: cerdos y diamantes (Snatch, Guy Ritchie, 2000,Reino Unido), Alien vs. Predator (Paul W.S. Anderson, 2004, Reino Unido, Alemania, República Checa, Canadá & EE.UU.), Un funeral de muerte (Death at a Funeral, Frank Oz, 2007, Reino Unido, Holanda, Alemania & EE.UU.) o Rompenieves (Snowpiercer, Bong Joon-ho, 2013, Corea del Sur, Francia, República Checa & EE.UU.), llegando incluso a repetido dos veces con Woody Allen, en Match point (Woody Allen, 2005, Reino Unido, Rusia, Luxemburgo,Irlanda & EE.UU.) y Conocerás al hombre de tus sueños (You will meet a tall dark stranger, Woody Allen, 2010, España & EE.UU.), a día de hoy sigue siendo un actor que pasa desapercibido para el gran público.

Sin prisa pero sin pausa: Kelly Macdonald

Es posible que muchos la sigan recordando principalmente por su breve personaje en la película de Boyle, pero lo cierto es que Kelly Macdonald ha conseguido labrarse una trayectoria bastante sólida tanto en el cine como en la televisión. Sabiendo integrarse en un cine comprometido al lado de cineastas como Shekhar Kapur, Gregg Araki, Phil Joanou, Mike Figgis, Simon Cellan Jones, Robert Altman, Michael Winterbottom, Joel y Ethan Coen, Clark Gregg, Bertrand Tavernier o Joe Wrigt, también ha participado en títulos de culto como Guía del autoestopista galáctico (The Hitchhiker’s guide to the galaxy, Garth Jennings, 2005, Reino Unido & EE.UU.), o en un cine más familiar, como La niñera mágica (Nanny McPhee, Kirk Jones, 2005, Reino Unido, Francia & EE.UU.), Harry Potter y las reliquias de la muerte – parte 2 (Harry Potter and the deathly hallows: part 2, David Yates, 2011, Reino Unido & EE.UU.) y hasta pone voz a la protagonista de Brave (Mark Andrews, Brenda Chapman & Steve Purcell, 2012, EE.UU.). Aunque quizás sea en la pequeña pantalla donde ha conseguido que nos olvidemos totalmente de su paso por la película de Boyle gracias a Boardwalk empire (Terence Winter, 2010-2014, EE.UU.).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s