Déjame salir (Get out, Jordan Peele, 2017, EE.UU.)

«Déjame salir»: la perturbadora realidad de la esclavitud en el siglo XXI

Cartel de Déjame salir (Get out, Jordan Peele, 2017, EE.UU.)
Cartel de Déjame salir (Get out, Jordan Peele, 2017, EE.UU.)

Título original: Get out
Año: 2017
País: EE.UU.
Dirección: Jordan Peele
Guion: Jordan Peele
Producción: Jason Blum & Edward H. Hamm Jr.
Cinematografía: Toby Oliver
Montaje: Gregory Plotkin
Música: Michael Abels
Diseño de producción: Rusty Smith
Dirección artística: Chris Craine
Decorados: Leonard R. Spears
Vestuario: Nadine Haders
Reparto: Daniel Kaluuya, Allison Williams, Catherine Keener, Bradley Whitford, Caleb Landry Jones, Marcus Henderson, Betty Gabriel, Lakeith Stanfield, Stephen Root, Lilrel Howery, Ashley LeConte Campbell, John Willmot, Caren L. Larkey, Julie Ann Doan, Rutherford Cravens. Geraldine Singer, Yasuhiko Oyama, Rochard Herd, Erika Alexander, Jeronimo Spinx, Ian Casselberry, Trey Burvant, John Donohue, Sean Paul Braud, ailand Adams…

Dice Jordan Peele que cuando tiene la idea de su perturbador relato, inspirado por Eddie Murphy —gracias a Dios que considera que es demasiado mayor para el personaje—, decide desarrollarlo aunque no considera que podría interesar a nadie en ese momento, durante el primer mandato de Barack Obama. Sin embargo, que la Casa Blanca esté ocupada por un afroamericano, no consigue evitar que los afroamericanos se conviertan en las principales víctimas del abuso de autoridad policial, por llamarlo de alguna manera. Más allá de las lecturas raciales, también hemos comprobado cómo parece que la sociedad sigue siendo esclava de las mentiras y de los falsos profetas, así como sigue estando dispuesta a recuperar los peores fantasmas del pasado —la xenofobia, la homofobia, la desigualdad social y hasta el radicalismo religioso— con la falsa esperanza de recuperar lo que se supone han perdido, pero a costa de perder absolutamente todo lo que han ganado. Y no es una enfermedad exclusivamente estadounidense, está claro que se trata de un fantasma que amenaza al mundo entero, como bien sabemos en Europa.

Seguimos siendo esclavos. Más allá de que seamos afroamericanos, asiáticos o latinoamericanos, de que votemos a los conservadores, a los progresistas o a ninguno, o incluso sin importar nuestro nivel social o cultural. Seguimos siendo esclavos. Mas todavía si no somos ricos y tenemos que trabajar para vivir. Al fin y al cabo, todos tenemos que someternos al golpe de la cuchara para cobrar a fin de mes, o recurrir a las bolas de algodón para hacer oídos sordos a las necedades que tenemos que escuchar en tantos momentos; dos elementos que, por cierto, guardan una estrecha relación con la esclavitud en el sigo XVIII en los Estados Unidos. No deja de ser tampoco curioso el uso de la televisión como objeto que termina por ser el único elemento en el que el protagonista del relato escucha la verdad de lo que está viviendo, cuando en la vida real parece ser el arma mediante la que nos hipnotizan y nos mantiene en letargo mental, de la misma manera que el teléfono, tan demonizado en la actualidad, parece ser el único elemento de conexión con la realidad dentro del relato.

Podemos discutir largo y tendido sobre Déjame salir. Quizás el tráiler muestra demasiado, dejando sólo dos preguntas sin responder; es posible que su trama peque de ser excesivamente sencilla, aunque al revisar la película una segunda vez nos daremos cuenta de que no da puntada sin hilo; a lo mejor los momentos de humor pueden no ser del todo afortunados, por mucho que contribuyan a rebajar la angustia del espectador; incluso ¿acaso su resolución no es demasiado…? Bueno, no quiero destripar nada a nadie, pero seguro que hay tres cosas en las que seguro estaremos todos de acuerdo: Déjame salir supone uno de los debuts cinematográficos más prometedores de los últimos años, además de que transmite con fuerza e inusitada intensidad la angustia y la inquietud que sobrecoge a su protagonista y constituye un relato francamente perturbador.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s