Miles Teller, Beulah Koale y Joe Cole en Deber cumplido (Thank you for your service, Jason Hall, 2017, EE.UU.)

«Deber cumplido»: héroes imperfectos y veteranos despreciados por un sistema deshumanizado

Cartel español de Deber cumplido (Thank you for your service, Jason Hall, 2017, EE.UU.)Título original: Thank you for your service
Año: 2017
País: EE.UU.
Dirección: Jason Hall
Guion: Jason Hall, según una novela de David Finkel
Producción: Jon Kilik
Cinematografía: Roman Vasyanov
Montaje: Jay Cassidy & Dino Jonsäter
Música: Thomas Newman
Diseño de producción: Keith P. Cunningham & John P. Goldsmith
Dirección artística: Erik Polczwartek, Aziz Ratiq & Marco Trentini
Decorados: Karen O’Hara & Monica Sallustio
Vestuario: Hope Hanafin
Reparto: Miles Teller, Beulah Koale, Joe Cole, Scott Haze, Haley Bennett, Amy Schumer, Omar J. Dorsey, Keisha Castle-Hughes, Brad Beyer, Kerry Cahill, Stella Pileggi, David Morse, Adam Schumann, Tony Winters, Han Soto, John Clark, Erin Darke, Michael Adam Emory, Donna Duplantier, Jayson warner Smith, Jake Weber, Tony Nevada, Allison King, Sean Bridgers, Deneen Tyler, Valerie Lynn Brett, Dennis L.A. White, Bre Blair, Joshua J. Boksuntiea, Mark Wachter, Patrick Brown, Stefano Smith, Alex Coker, Al G. Sillah, Ella Hall, John Way, Bowie Hall…
Distribución en España: De A Planeta

En un momento de Deber cumplido, Tausolo pone de manifiesto que habría preferido volver de la guerra con algún miembro amputado en lugar de con estrés postraumático. Una conclusión a la que llega al comprobar que mientras la mayoría de la gente se compadece de un veterano de guerra al que le falta un brazo o una piedra porque consideran los debe haber perdido en acto de servicio, a aquellos que vuelven de un conflicto bélico con alguna secuela psicológica son considerados meros tarados que no saben adaptarse a su nueva realidad.

Setenta años separan la ópera prima de Jason Hall con Los mejores años de nuestra vida (The best years of our lives, William Wyler, 1946, EE.UU.), pero las guerras siguen destrozando de la misma manera quienes en ella combaten, independientemente del nivel tecnológico del armamento, así como el sistema sigue sin saber qué hacer con los soldados cuando vuelven a casa, particularmente cuando lo hacen con secuelas irreparables, tal y como un terapeuta advierte a Adam.

Si bien es cierto que Deber cumplido puede no llegar a alcanzar el nivel de su predecesora, tampoco es una obra para nada despreciable, en la que el mensaje prevalece por encima de su valor artístico y que, en cualquier caso, consigue mantenerse alejada de la sensiblería y el sensacionalismo para ofrecer un relato tan duro como emotivo a la vez que denuncia con elocuencia la realidad de un sistema que, una vez te ha utilizado y se ha aprovechado de tu inocencia, te desprecia y te despoja de tu valor si estás mínimamente dañado, a pesar de los muchos logros y medallas que hayas logrado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s