Rafiki (Wanuri Kahiu, 2018, Kenia)

La primera película de Kenia seleccionada para Cannes, «Rafiki», es censurada en su propio país

Escogida para la sección Un Certain Regard, la película dirigida por Wanuri KahiuRafiki (Friend), se convierte en el primer largometraje de Kenia incluida en la programación del Festival de Cannes, cuya 71ª edición se celebra este mes de mayo. Lejos de celebrarlo, las autoridades de Kenia comunican este viernes, 27 de abril, su decisión de censurar la película en su propio país. Adaptación de un cuento de Monica Arac de Nyeko, galardonado con el prestigioso Premio Caine de Escritura Africana en 2007, Rafiki es la historia de dos jóvenes del mismo sexo que desarrollan una historia de amor a la que se oponen sus familias y su comunidad.
«Desafortunadamente, nuestra película ha sido censurada en Kenia porque trata asuntos que son incómodos para la Junta de Clasificación Cinematográfica de Kenia (…). Pero realmente creo que el público adulto de Kenia es maduro y exigente como para poder ver esta película y tener su propia conversación», asegura la directora de Rafiki, que se siente «increíblemente decepcionada» por la decisión de las autoridades de su país ante un relato que considera «un reflejo de la sociedad, y necesitamos estar conversando sobre lo que está sucediendo en nuestra sociedad. Pero desafortunadamente, debido a que la película ha sido prohibida, no podremos tener estas conversaciones».

Según Ezekiel Mutua, director ejecutivo de la Junta de Clasificación Cinematográfica de Kenia, se trata de un obra que muestra «prácticas homosexuales que van en contra de las leyes y la cultura del pueblo keniano (…). Consideramos que la moraleja de la historia en esta película es legitimar el lesbianismo en Kenia, contrario a la ley y las directrices de clasificación de contenido de la Junta (…). Como Junta, nos hemos mantenido firmes en este tema y defenderemos el bien más amplio de la sociedad al asegurarnos de que el contenido de la película y la transmisión no promueva ni legitime la homosexualidad en este país».

Una postura que se contradice no solo con el hecho de que la Junta ya aprobara el guion de la película, sino con declaraciones del propio Mutua en las que se refiere a Kahiu como un «icono», elogiando su película por abordar un problema que la sociedad de Kenia estaba «tratando de barrer debajo de la alfombra» y animando a los cineastas keniatas a abordar este tipo de temas conflictivos. Una postura realmente insólita para una persona que se escandalizaba por la imagen de dos leones manteniendo relaciones íntimas.

«Tal vez este trabajo que está en el exilio también regrese, y podamos tener un discurso abierto sobre nuestra gente, nuestros hijos, cómo interactuamos con nuestra comunidad y cuál es nuestro rol», declara Kahiu en un programa de televisión, expresando su esperanza de que la película pueda ser finalmente exhibida en su propio país aludiendo a lo que le sucediera a Ngugi Wa Thiong’o, el célebre autor keniata que se viera obligado a pasar más de dos décadas en el exilio antes de poder regresar a su tierra natal.

Publicado originalmente en Universo gay

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s